10 atracciones turísticas que debes ver en Buenos Aires

Escrito por Paul Costello ; última actualización: February 01, 2018

Overview

Buenos Aires es una ciudad con una historia rica y dramática. Así sean sus revoluciones, sus luchas por el poder político, las nuevas olas de inmigración o los triunfos deportivos, las historias de la capital argentina suelen contarse en los edificios y monumentos de sus calles. Esta presentación busca darte una breve historia de las atracciones turísticas que debes ver de esta ciudad sudamericana.

10 atracciones turísticas que debes ver en Buenos Aires.

La Casa Rosada

Este edificio contiene las oficinas del Presidente de Argentina. Originalmente, fue el sitio de una serie de fuertes, el primero siendo construido luego de que el conquistador español Don Juan de Garay refundó la ciudad en 1580. El edificio moderno data de la década de 1870 y es, en realidad, la combinación de un edificio de oficina postal anterior y un palacio gubernamental. Fue pintado de rosa por órdenes del séptimo presidente argentino Domingo F. Sarmiento. Ha sido testigo de muchos eventos históricos y su balcón es conocido extraoficialmente como el "balcón de Evita", ya que Eva Perón célebremente se dirigía a sus partidarios desde aquí. Diego Maradona también tomó el balcón para celebrar el triunfo de Argentina de la Copa Mundial en 1986. Los paseos guiados al edificio están disponibles los fines de semana.

Related: Sitios turísticos argentinos que no te puedes perder

La Casa Rosada.

El Cabildo

El Cabildo es un lindo edificio colonial que se encuentra en el lado opuesto a La Casa Rosada en Plaza de Mayo. El edificio original fue erigido a comienzos del Siglo XVII para albergar al consejo de gobierno de la entonces pequeña población española. El edificio que vemos hoy fue inaugurado en 1740, aunque ha perdido algunos de sus arcos para permitir la creación de las avenidas cercanas. Su significado para los argentinos es que el primer gobierno independiente de España fue declarado aquí en mayo de 1810. El edificio es hoy el Museo Nacional del Cabildo y la Revolución de Mayo. En esta zona se realizan frecuentes demostraciones políticas y el edificio tiene que ser pintado con regularidad para remover consignas pintadas.

Related: Parques nacionales de Argentina

El Cabildo.

Café Tortoni

Buenos Aires es una ciudad enamorada del café. Está llena de cafés históricos y el más viejo y famoso de ellos es el Café Tortoni. Situado en Avenida de Mayo, esta tienda de café abrió por primera vez sus puertas en 1858. Desde ese entonces ha sido frecuentado por grandes escritores, poetas, artistas, periodistas y músicos de varias generaciones. Sus antiguos clientes más famosos incluyen al autor Jorge Luis Borges y al cantante de tango Carlos Gardel. Su lujoso interior cuenta con columnas de mármol, muebles de metal y madera antigua, y un vitral en su techo. Hay bustos y pinturas de clientela pasada famosa, también una biblioteca y una sala de representaciones que presenta shows de tango a la noche. Es una atracción extremadamente popular y los turistas son vistos, por lo general, haciendo cola afuera.

Related: Granos en el mapa: origen y características del café

Café Tortoni.

Obelisco

Este monumento nacional te da la sensación de estar en una ciudad importante. De 67,50 metros de alto, puede ser visto desde un número de avenidas de la ciudad y presenta una excelente oportunidad para tomar fotos a todo momento. Es ahora un símbolo icónico de la cuidad, aunque no fue universalmente popular entre los locales cuando se construyó en 1936. De hecho, algunos años después algunos miembros del consejo de la ciudad intentaron demolerlo. Las cuatro caras del monumento presentan inscripciones de fechas importantes de la historia de la ciudad.

Related: Las mejores salidas nocturnas en Buenos Aires

Obelisco.

Teatro Colón

Este teatro, considerado uno de los mejores del mundo, ha sido anfitrión de muchos nombres famosos del mundo de la ópera, el ballet y la música clásica desde que abrió en 1908. La lista incluye nombres como María Calas, Los Tres Tenores (Plácido Domingo, José Carreras, Luciano Pavarotti), Vaslav Nijinsky, Rudolf Nureyev, Richard Strauss, Igor Stravinsky y Leonard Bernstein. El edificio es uno de los más finos de la ciudad pero para apreciar completamente su belleza realmente debes tomar una visita guiada o, mejor aún, comprar una entrada para una de sus óperas o ballets. El teatro es famoso mundialmente por su excelente acústica.

Related: Las 10 sedes de ópera más espectaculares del mundo

Teatro Colón.

Palacio Barolo

Inspirado en el poema épico de Dante, "La divina comedia", éste es, sin discusión, el edificio más espectacular de la ciudad. El inmigrante italiano y comerciante textil Luis Barolo le encargó al arquitecto Mario Palanti que construyera esta pieza de arte de 100 metros de altura en 1919. Sus 22 pisos, en Avenida de Mayo, están divididos en tres secciones que representan el cielo, el infierno y el purgatorio del poema del siglo XIV. El edificio, que fue el más alto en América del Sur durante 12 años, fue terminado en 1923. Palanti también construyó un edificio mellizo en la capital uruguaya Montevideo, llamado Palacio Salvo. Ambos edificios fueron construidos con cúpulas que tienen faros y éstos eran usados para darles la bienvenida a los barcos que llegaban al Río de la Plata desde el Océano Atlántico. Las visitas guiadas del Palacio Barolo están disponibles los fines de semana y pueden lograrse vistas increíbles de la ciudad subiendo al faro.

Palacio Barolo.

Caminito

Los múltiples colores de estaño y casas de madera en esta pequeña calle adoquinada en La Boca provee una de las imágenes clásicas de Buenos Aires. Esta forma poco convencional de diseño de casas data de comienzos del siglo XX. Una teoría declara que los residentes inmigrantes pobres de este vecindario portuario decoraban sus casas usando restos de pintura de botes dados por los marineros. Para la década de 1950, Caminito se había deteriorado y fue la idea del famoso artista argentino Benito Quinquela Martín usar este método tradicional de decoración para rejuvenecer la calle. Es hoy una de las atracciones turísticas más importantes de la ciudad y las calles que la rodean están llenas de tiendas de regalos, restaurantes y bailarines de tango.

Related: Diferentes tipos de empanadas argentinas

Caminito.

La Bombonera

Con sus altos soportes inclinados, La Bombonera es uno de los estadios de fútbol más icónicos del mundo. Es casa del Club Atlético Boca Juniors, y su tono ha sido agraciado con algunos de los más grandes nombres de la historia del deporte. El incondicional fanático de Boca Juniors, Diego Maradona, jugó aquí durante dos períodos en las décadas de 1980 y 1990. En días de partidos, el estadio es un frenesí de ruido y pasión, y esto se ve más que nunca durante el "superclásico" contra su archi-enemigo River Plate. Las visitas al estadio, que abrió en 1940 y se conoce oficialmente como “Estadio Alberto J Armando”, pueden comprarse en la tienda del club. La capacidad del campo es de 49.000 espectadores.

Related: Goles para recordar: momentos que marcaron la historia del fútbol

La Bombonera.

Cementerio de la Recoleta

Dar un paseo por este cementerio debería estar en la lista de cosas para hacer de todos los visitantes de la ciudad. El recinto amurado de 14 acres, que está dividido en un sistema de grilla, contiene más de 4.000 tumbas. La riqueza arquitectónica de las tumbas es sorprendente, con ejemplos de estilos neo-barroco, neo-gótico, neo-clásico, art nouveau y art-deco. Muchas están decoradas con esculturas, vitrales y puertas de bronce. Sin embargo, si bien algunas de las tumbas están en excelentes condiciones, otras se desmoronan. El cementerio, que fue abierto en 1822, es el último lugar de descanso de muchos nombres famosos de la historia argentina. Las tumbas más visitadas incluyen las de Eva Perón (su tumba está listada bajo su nombre de soltera Duarte) y el antiguo presidente Domingo F. Sarmiento.

Related: 12 extrañas tradiciones de entierros

Cementerio de la Recoleta.

Museo Eva Perón

Eva Perón es una figura icónica de Argentina, pero también una políticamente divisiva dentro del país. Ella llegó al poder e influencia como la segunda esposa del Presidente Juan Domingo Perón, y murió de cáncer, con 33 años recién cumplidos, en 1952. Para algunos, era la campeona de los pobres, mientras que para otros era corrupta y tenía hambre de poder. Este museo, en el barrio de Palermo, cuenta la historia del ascenso de la antigua actriz desde su infancia pobre a figura nacional a través de fotografías, ítems de su fundación de caridad y también sus trajes glamorosos.

Related: Museos de Latinoamérica que debes conocer

Museo Eva Perón.

Sobre el autor

Paul Costello has worked for BBC Online and a number of regional newspapers in the United Kingdom. Since moving to Buenos Aires, he has worked as a sports journalist, travel writer and translator.

Créditos fotográficos

  • Getty Premium Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article