Cómo teñir sal

Escrito por Fiorella Amer Carr ; última actualización: February 14, 2019

En un envase de vidrio transparente cualquier cosa que coloques se transformará en un bello arreglo. Si agregas capas de sal de colores en él ganarás un adorno atemporal que no puede faltar en casa. Ya sea en tu baño, el comedor, la mesa de entrada o incluso como centro decorativo para cualquier evento, las sales teñidas son un viejo truco infalible muy sencillo y económico de hacer que no solo podrán intentar los pequeños en casa, los más grandes con cero habilidades manuales se sentirán orgullosos del lindo resultado obtenido.

Las dos formas más conocidas y accesibles para teñir sal en casa son con tizas de colores o colorantes comestibles. Revisa entre tus provisiones y elige la opción que más te favorezca.

No dejes de leer: 10 usos alternativos para frascos y jarras de vidrio

Cómo teñir sal con tiza

Debes considerar que los colores obtenidos serán iguales a los de las tizas, es decir, tonos pasteles de rosa, amarillo, verde, naranja o azul. Este método solo sirve para fines decorativos. No se puede usar en sales comestibles ni de baño. Para comenzar, debes conocer primero lo que necesitas:

  • Sal refinada, cantidad necesaria
  • Tizas de los colores deseados
  • Hojas de papel periódico o un trozo grande y viejo de papel
  • Envases para guardar tus tizas tintadas por separado (limpios y secos)

Puede interesarte: Proyectos de manualidades para niños de 3 años

Comienza tomando una hoja de periódico, extiéndela sobre la mesa y coloca la porción de sal que desees teñir. Toma una tiza y frótala contra la sal. Los granos de sal irán erosionando finamente la tiza y mezclándose con este fino polvo adquiriendo su color. Junta continuamente la sal de los bordes con la tintada del centro.

Deberás rallar la tiza sobre la sal hasta que adquiera el tono deseado, siendo el más oscuro posible el tono original de la tiza. Tú decides cuando detenerte. Una vez finalizado este proceso, dobla cuidadosamente la hoja de periódico tratando de llevar el polvo hacia el centro para verterlo fácilmente en un envase de guardado. Ya está lista para usarse.

Cómo teñir sal con colorantes comestibles

Este procedimiento se recomienda para quienes quieran alegrar las sales de su mesa o baño y funciona perfectamente con sales de grano fino o grueso, sales de Epsom, sales de mar, la que tengas. Permite obtener tonalidades desde la más clara hasta la más fuerte de un color, dependiendo de la cantidad de colorante que se incorpore, así que si buscabas decorar con tonos oscuros, este es el método que debes seguir. Necesitarás:

  • Sal de tu elección en cantidad necesaria
  • Colorantes comestibles, de preferencia líquidos, en los colores deseados
  • Bolsas plásticas (una para cada tonalidad a obtener)
  • Placas limpias y secas para cada sal teñida por separado

Te puede interesar: Las Sales de Epsom y el campo séptico

Vierte la cantidad de sal que quieras teñir en una bolsa plástica. Añade de tres a cuatro gotas de colorante para comida encima de la sal que está en la bolsa. Cierra la bolsa procurando sacar todo el aire posible.

Sacude la bolsa de un lado a otro para esparcir las gotas de tinte entre los gránulos de sal. Utiliza tus dedos para masajear la sal y así asegurar una mezcla uniforme del tinte. Aplasta los grumos grandes para separarlos y deshacerlos. Si quieres que la sal tenga un tono más oscuro, abre la bolsa y agrega de tres a cuatro gotas adicionales de tinte para la sal.

Repite el proceso de mezcla al sacudir y masajear la bolsa. Continúa agregando colorante para comida, tres a cuatro gotas a la vez, hasta que la sal tenga el tono deseado.

Esparce uniformemente la sal húmeda sobre la placa de galletas. Coloca la bandeja con sal en un área bien ventilada fuera de la luz del sol. Deja reposar la bandeja durante toda la noche para que seque. Vierte la sal seca cuidadosamente en un frasco decorativo o en otro contenedor con tapa. Sella la tapa firmemente.

No Dejes De Leer: Cómo Hacer Centros De Mesa Fáciles Y Económicos Para Una Boda

Advertencia

Almacena tu sal teñida fuera del contacto directo con la humedad o la luz del sol, para asegurarte de que dure el color.