La diferencia entre un bar y un pub

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: February 23, 2019

Aunque a simple vista nos puedan parecer similares, un bar y un pub en realidad son dos tipos diferentes de establecimiento comercial al que puedes ir para pasar un rato agradable con tus amigos o pareja.

Aunque en América y Europa los bares son el tipo más conocido, en los países anglosajones los pubs son parte de su cultura y poseen una larga tradición. Vamos a repasar qué son cada uno y porque se diferencian.

¿Qué es un pub?

El pub es el nombre que recibe el bar típico de Reino Unido e Irlanda y que es un diminutivo de “public house” o casa pública.

Existen registros históricos que señalan que desde la Edad de Bronce prácticamente todas las poblaciones británicas e irlandesas contaban con algún tipo de espacio comercial cerrado donde los adultos, guerreros y autoridades se encontraban a cualquier hora del día para conversar, compartir algún juego y comer algún plato caliente.

Lee también: Utensilios para el bar y sus funciones

Para decenas de generaciones de británicos, especialmente en pequeños pueblos, el pub local han tenido una función social similar a la de los grandes centros comerciales para los jóvenes estadounidenses de los años 1990 y principios del siglo XXI, que prácticamente crecieron allí compartiendo largas horas con sus amigos.

Con la expansión del imperio británico entre los siglos 16 y 19, los pubs se extendieron también a países como Canadá, Australia y Nueva Zelanda, Suráfrica y otros.

¿Qué es un bar?

El término bar también proviene del idioma inglés y significa “barra”. Se trata de un establecimiento comercial donde se sirven bebidas alcohólicas y no alcohólicas en un servicio de barra.

En un bar, el público se sienta a lo largo de la barra o en mesas dispuestas alrededor de una pista de baile o escenario, pues el objetivo principal es la venta de bebidas alcohólicas y el entretenimiento musical.

¿Qué hacer en un bar?

Los bares suelen ser lugares a los que van clientes que no necesariamente viven o trabajan en sus cercanías. De hecho es muy posible que la mayoría nunca se conozcan personalmente pues solo van de paso para divertirse por unas pocas horas.

La mayoría de bares en el mundo tienen una clientela joven y están adaptados para este público con pistas de baile, música de moda y una oferta de bebidas fuertes muy variadas.

El ambiente suele ser mucho más animado, y aunque entre los bares puede haber diferencias marcadas, en términos generales cuentan con una mayor variedad de entretenimiento y también reciben mucho más público que los pubs.

Desde el siglo XX ha crecido considerablemente el número de bares especializados o temáticos Un ejemplo son los bares decorados y dispuestos para recibir publico atraído por compartir una preferencia hacia los deportes.

En Estados Unidos el deporte es la máxima pasión para millones de personas, algo que también encontramos en Europa y cada vez más en Latinoamérica.

Ciudades como Atlanta, Nueva York y Miami poseen excelentes bares donde un público amante del fútbol americano, béisbol, boxeo, automovilismo, hockey y otros deportes pueden ir a beber mientras disfrutan de juegos televisados.

En el caso de los bares musicales, son frecuentes los que poseen sistemas de Karaoke para que el público se divierta cantando o cuentan con áreas de baile y DJ’s que colocan la música más reciente.

Muchos incluso ofrecen espectáculos en vivo y eventos especiales en ciertas fechas como el Día de San Valentín, Noche Buena, Año Nuevo, Halloween, carnaval y otras.

Pero independientemente de si es un bar temático o uno genérico, la constante es que en estos lugares lo principal es la venta de bebidas y es poca la variedad de platos que ofrecen, más que todo aperitivos que no reemplazan un almuerzo o cena.

La única excepción a esta tendencia son los denominados “bar restaurante” que combinan servicios de mesa durante el día con la venta de bebidas y oferta de diversión musical hasta avanzada la noche.

¿Quiénes van a los pubs?

Además de tener un ambiente diferente, el pub también atrae a otro tipo de clientela con respecto al bar.

Históricamente el pub ha cumplido la función de espacio para el encuentro de hombres y mujeres al final de la jornada laboral, para compartir bebidas mientras hablan de cualquier tema y para almorzar o cenar.

De hecho, en los pubs se puede conseguir platos tradicionales de la región o país donde funciona. En Gran Bretaña cualquier pub ofrece un menú que incluye pastel de cordero, pescado y papas fritas, pasteles de carne y otros platos de la gastronomía anglosajona.

Lee también: ¿Qué necesito para abrir un bar o un lounge de música?

Suelen ofrecer juegos de tablero o mesas de billar, dardos y otros. Su ambiente y decoración favorece más la charla y el compartir, por lo que son ideales para “gastar el tiempo” antes de regresar al hogar.

Aunque puedan tener algún tipo de ambientación musical, esta no predomina sobre la conversación de sus clientes.

El público que visita el pub tiende por tanto a ser un poco más maduro, ya que suele estar conformado por la clase trabajadora, ejecutivos y personas de negocios.