Tipos de moléculas

Escrito por Fiorella Amer Carr ; última actualización: February 18, 2019

La palabra molécula, es una variante del latín moles cuyo significado es pequeña masa. Es un cumulo eléctricamente neutro de al menos un átomo de uno o más tipos, los cuales se mantienen unidos por fuerzas conocidas como enlaces químicos. Y precisamente todas estas variaciones dan lugar a los diferentes tipos de moléculas, encontrándose entre las más destacadas las siguientes:

Biomoléculas

Tal y como su nombre hace alusión, son las moléculas de las que se constituyen los seres vivos y sus compuestos vitales como lo son ácidos nucleicos, aminoácidos, vitaminas, proteínas, carbohidratos, entre otros. Las biomoléculas se forman principalmente por átomos de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre, y es esto lo que determinará si se consideran orgánicas e inorgánicas.

  • Moléculas orgánicas: Es un compuesto químico caracterizado por la presencia de carbono, el cual es capaz de formar enlaces principalmente del tipo carbono-carbono, carbono-hidrógeno, además de unirse con otros átomos diferentes. Es el carbono quien le concede a las moléculas orgánicas la capacidad de ser quemadas (combustibles). Su procedencia es mayormente artificial, obteniéndose al ser sintetizadas por el hombre, aunque hay ciertos tipos de origen natural, como lo serían los derivados del petróleo e hidrocarburos.
  • Moléculas inorgánicas: Casi todos los compuestos conocidos entran en esta categoría, siendo el agua el más predominante en la Tierra. Estas están formadas por diferentes elementos, pero el carbono no es la figura principal de los mismos. Las moléculas inorgánicas se forman a través de fenómenos físicos y químicos en los que pudieran involucrarse agentes como el agua, la energía solar y el oxígeno. Ejemplos de estos compuestos serían las sales, como el cloruro de sodio (NaCl), los hidruros, los óxidos, entre otros.

Más sobre este tema: Moléculas orgánicas vs. inorgánicas

Según los tipos de átomos que la componen, pueden diferenciarse como

Moléculas simples

Son las que se forman por átomos del mismo tipo. Entre los ejemplos más conocidos destacan el oxígeno molecular y el ozono, formado por átomos de oxígeno, o el caso del grafito y el diamante, constituidos únicamente por átomos de carbono. Según la cantidad de átomos presentes, la molécula simple también puede clasificarse como:

  • Molécula monoatómica: Es aquella que se componen de solo un átomo y recibe el nombre del elemento químico que la conforma. Esta clasificación aplica en su mayoría a los gases cuyos átomos no pueden unirse entre sí. Todos los gases nobles (helio, neón, argón, kriptón y radón) son considerados moléculas monoatómicas en condiciones normales de y presión y temperatura.
  • Molécula diatómica: Cuenta únicamente con dos átomos del mismo elemento químico. Un claro ejemplo sería el dioxígeno (O2) o el nitrógeno gaseoso (N2). Los únicos elementos capaces de formar moléculas diatómicas son: hidrogeno, oxígeno, nitrógeno, flúor, cloro, bromo y yodo. Según explica la 

    teoría de los orbitales moleculares  , los únicos elementos que no pueden formar moléculas diatómicas son los gases nobles.
    Molécula tetratómica: Se forma a través del enlace de cuatro átomos iguales, representándose mediante el símbolo químico acompañado del subíndice 4 (C4).
    Molécula poliatómica: Es el nombre que reciben todas aquellas moléculas que cuenten con más de cuatro átomos de un elemento, colocando la cantidad del mismo como subíndice del símbolo químico para denotar esta molécula.

Moléculas compuestas

Estas, a menudo son referidas como compuestos químicos. Abarcan todas aquellas moléculas formadas por dos o más átomos de diferentes elementos químicos. Se puede ejemplificar rápidamente a través de la molécula del agua o de dióxido de carbono.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las propiedades de las moléculas orgánicas?

Otro tipo de clasificación diferencia a las moléculas como:

Moléculas discretas

Son aquellas moléculas integradas por un determinado número de átomos de un mismo elemento químico (homonucleares, como el dioxígeno) o de dos o más tipos de átomos diferentes (heteronucleares, como el dióxido de carbono o el agua).

No dejes de leer: Cómo calcular el número de moléculas

Macromoléculas o polímeros

Se forman a través del enlace covalente de unidades simples. Esta repetición de miles o millones de átomos en una cadena simple alcanzan elevadas masas moleculares y dan origen a compuestos como el ADN, las proteínas, la seda, el almidón (polímeros naturales), el nailon, el PVC o el polietileno (polímeros sintéticos).