Cuál es el significado de los saltamontes

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 13, 2019

Desde su aparición en el planeta Tierra, la humanidad ha observado con detenimiento todo lo que está a su alrededor y lo ha incorporado a sus creencias. Astros, fenómenos naturales, animales e insectos: todos han tenido un significado, ya sea en el arte, el lenguaje, la religión o la mitología.

Por ejemplo, el escarabajo era -y aún es- considerado como un signo de resurrección o de vida eterna, una tradición que data desde el antiguo Egipto. Los gatos han sido asociados a múltiples acepciones, desde la feminidad y sensualidad hasta la mala suerte o la hechicería.

Y el saltamontes -en especial el saltamontes verde- no ha escapado de esta práctica, llegando a convertirse en uno de los insectos con mayor trascendencia en la cultura popular.

El saltamontes como insecto

¿Qué tan antiguos son los saltamontes?

El saltamontes tiene una larga historia en el planeta. Según estudios paleontológicos, su existencia comenzó en la Era Paleozoica, cuando la Tierra estaba constituida por un continente -Pangea- y una gran masa oceánica conocida como Panthalassa.

Desde ahí, ha recorrido un largo camino hasta nuestros tiempos, aunque su apariencia se ha mantenido casi intacta.

Podría interesarte: ¿Qué impulsa el proceso de las placas tectónicas?

¿Qué es en sí un saltamontes?

Un saltamontes es un insecto delgado y largo -generalmente verde, gris o marrón- con patas traseras grandes que le ayudan a saltar a gran altura. Si bien es cierto que son alados, no todos tienen un buen vuelo. Más bien emplean las alas para sacarle más impulso al salto.

La característica visual que permite distinguir a un grillo de un saltamontes son las antenas. Los saltamontes cuentan con antenas cortas, mientras que los grillos -y otros insectos ensíferos- destacan por sus largas antenas.

Sigue leyendo: Cómo diferenciar a un grillo de un saltamontes

Su color dependerá de la vegetación que rodea a la especie. Esta habilidad de camuflarse, los protege de los depredadores y les permite cazar con facilidad.

El saltamontes: supersticiones y significado

Un saltamontes representa un buen augurio, es decir, trae consigo alegría y prosperidad. Esta teoría proviene de la mitología oriental, en especial de la japonesa, que lo asocia a uno de los siete dioses de la fortuna.

Para algunas culturas orientales, también es un viajero astral que puede hacer saltos en el tiempo o en el espacio.

El saltamontes en las civilizaciones antiguas

Una especie de saltamontes -la langosta- fue objeto de culto en el antiguo Egipto. En aquel entonces, se creía que representaba un cambio para bien.

En el japón milenario, el saltamontes traía buena suerte, dinero y abundancia, mientras que en el Imperio Chino, era la personificación de un familiar fallecido que había vuelto a la vida para proteger a sus seres queridos.

Te puede interesar: Plantas en maceta que simbolizan la buena suerte

El saltamontes en los sueños

Muchas creencias consideran que los sueños son visiones del futuro o que tienen un sentido particular.

Según el diccionario de los sueños, soñar con un saltamontes puede ser indicio de dos cosas. En el primer caso, de que el soñador se liberará de una obligación o situación en el futuro, lo que se traduce como independencia. En el segundo caso, de que el soñador realizó un salto hacia el plano astral en el sueño para acceder a un conocimiento futuro y que el saltamontes fue su guía.

El saltamontes según los nativos americanos

Los nativos americanos bebían brebajes elaborados con plantas medicinales, insectos y animales. El saltamontes, de hecho, era usado en la preparación de una bebida para ayudar a las personas indecisas -o ante una encrucijada- a tomar la mejor decisión.

Se dice que la sangre del insecto animaba al individuo a hacer un salto al vacío que sería para bien.

El saltamontes como tótem espiritual

Un tótem -de insecto o animal- es el emblema que se le da a una persona para caracterizar aspectos de su espíritu o personalidad. Muchas culturas han usado tótems en el pasado, en especial los pueblos originarios de América del Norte.

Un tótem de saltamontes indicaba que el portador contaba con ciertas cualidades, como la solidaridad, la paciencia y la sabiduría. Por tanto, era otorgado a las personas más artísticas y sabias de la tribu.

Tal como puede verse, el significado del saltamontes no varía mucho y he aquí lo curioso. Pese a que muchas civilizaciones estaban distanciadas -por tierra o por cientos de años de historia- muchas de ellas concluyeron que este insecto era un signo de cambios buenos, buena suerte, abundancia y prosperidad.