Cómo derretir los crayones viejos para hacer crayones arremolinados

Escrito por Jeff Farris ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Recicla los crayones viejos y rotos para crear nuevos crayones arremolinados que seguramente disfrutarán tus niños. Fúndelos en el microondas, mezcla los colores y espera a que se endurezcan para crear unos nuevos. Deja que los niños te ayuden a preparar los crayones pero no permitas que manipulen la cera caliente.

Reúne los crayones viejos y rotos. Quítales el papel y rómpelos en pequeños trozos.

Separa los crayones según el color y ponlos en vasos de papel. Por ejemplo, coloca todos los crayones rojos y rosados en uno, todas las tonalidades de azul en otro y los verdes en un tercero.

Coloca los vasos de papel llenos de crayones en el microondas para derretirlos. Caliéntalos a una temperatura media durante 20 a 30 segundos por vez. Luego de cada sesión, controla cómo se derriten y mezcla un poco los colores con una cuchara de plástico. No los calientes en exceso porque pueden emitir olores irritantes.

Vierte los crayones derretidos en moldes de silicona, en bandejas de cubitos de hielo, en un molde de magdalenas o en cualquier otro recipiente que tengas disponible. Los moldes de silicona son especialmente buenos porque es sencillo desmoldar los crayones nuevos y puedes comprarlos con formas variadas. Para hacer crayones con capas, vierte un color, espera a que se enfríe y luego vierte el siguiente color.

Enfría los nuevos crayones arremolinados o en capas dentro del congelador, durante 15 minutos. Cuando se hayan enfriado y solidificado por completo, desmóldalos y comienza a colorear.

Advertencias

No calientes en el microondas los crayones que contengan brillo.Estos se deben derretir en el horno o con un baño María.