Cómo hacer un pegamento de contacto casero súper fuerte que seca rápido

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 08, 2019

La tendencia DIY (do it yourself, por sus siglas en inglés) ha llegado para quedarse. Cientos de miles de personas recurren a los buscadores en línea para encontrar cómo crear un huerto, cómo cocinar un cupcake sin lácteos ni gluten o -por qué no- cómo hacer un pegamento casero.

Y es que, saber elaborar pegamento con ingredientes que se tienen en el hogar puede resultar muy útil, en especial cuando hay niños en casa que desean explorar su lado artístico o se disfruta del bricolaje.

Beneficios de hacer tu propio pegamento

Fuera de la ventaja evidente -que es tener un compuesto que se usa en el día a día siempre a la mano- aventurarte a crear tu adhesivo tiene otros beneficios, como:

  • No mancha ni arruina la ropa  
  • Es más económico que comprar uno comercial
  • Sus ingredientes son ecológicos, por lo que será un producto libre de contaminantes y químicos
  • Es ideal para los niños, ya que no es tóxico y lo pueden emplear en diferentes proyectos escolares

Además, al hacer un pegamento casero blanco estarías colaborando con el cuidado del planeta. Recuerda que los envases en los que suele venir este tipo de fórmulas son de plástico y muchas veces no son reciclables.

Podría interesarte: Cómo hacer una barba con bolitas de algodón

Tres recetas fáciles y rápidas para hacer un pegamento casero

Hay muchas recetas para realizar un pegamento casero fuerte y resistente que sirva para distintas superficies. Pero quizás las más sencillas -y efectivas- sean estas tres.

Todas las recetas son prácticas y pueden efectuarse con ingredientes y utensilios que hay en el hogar, así que no tendrás que gastar dinero en ellas.

Primera receta: pegamento casero para papel y cartones

La preparación más simple que puede haber es el engrudo. Para quienes no lo conocen, el engrudo es un adhesivo ligero que se emplea -mayormente- en proyectos de artesanía y bricolaje, siendo el papel maché la técnica más famosa que lo usa.

Pero el engrudo también es perfecto para pegar papel o etiquetas en envases de vidrio, diseñar carteles, etc.

Ingredientes:

  • 3 tazas de agua
  • ½ taza de harina

Preparación:

  • En un bol, vierte una taza de agua y la harina, y luego mézclalo todo con un tenedor o un batidor manual de varillas  
  • Mientras tanto, en una olla, cazo o cacerola, echa el agua restante y ponla a calentar en la cocina a fuego lento
  • Una vez que el agua esté por hervir, une la mezcla a la olla. Hazlo poco a poco y sin dejar de remover con la espátula. Sigue hasta que se haya disuelto y la mezcla hierva
  • Apaga la olla y espera a que enfríe

Y ¡listo! Si después de usarlo te sobra algo, ¡no lo deseches! Ponlo en un envase de vidrio con tapa y refrigéralo. (Duración: una semana, aproximadamente)

No dejes de leer: Receta casera para hacer almidón líquido

Segunda receta: pegamento blanco casero

El pegamento blanco es uno de los más populares, en especial en los centros educativos. Haz el tuyo con esta receta rápida y eco-friendly:

Ingredientes

  • 1 ½ cucharadas de maicena, harina de trigo o gelatina sin sabor
  • ½ cucharada de vinagre  
  • ½ cucharada de azúcar
  • Agua

Preparación:

  • En una olla o cazo mezcla el azúcar, la medida de harina (o el espesante que hayas elegido) y 2 cucharadas de agua fría
  • Remueve con una espátula constantemente hasta que todo esté disuelto y no queden grumos
  • En otro recipiente, vierte media taza de agua hirviendo y únela con el vinagre.
  • Con paciencia, echa la mezcla de agua con vinagre en la olla. Hazlo poco a poco y sin dejar de remover
  • Enciende la estufa a fuego lento y pon la olla a calentar. Sigue removiendo
  • Espera a que se evapore un poco y retírala del fuego

Tal como con el engrudo, deberás dejar que el pegamento enfríe antes de usarlo. (Duración: 2 semanas siempre que se refrigere)

Más proyectos DIY: Cómo hacer pintura dorada desde el amarillo

Tercera receta: pegamento casero fuerte para porcelana

Esta receta de pegamento casero es muy útil, puesto que se puede guardar hasta por un año sin que se dañe o pierda sus efectos adhesivos.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de glicerina
  • 3 cucharadas de goma arábiga
  • Un recipiente o frasco con tapa que sea pequeño

Preparación:

  • Vierte el agua en el recipiente. No importa que esté fría
  • Agrega la glicerina y remueve con un mezclador
  • Luego, echa en la mezcla la goma arábiga
  • Remuévelo muy bien hasta que obtengas algo homogéneo

Sencillo, ¿no? Después de que hayas terminado con el pegamento, podrás guardarlo en algún lugar de la casa, preferiblemente un sitio fresco que esté lejos de la luz solar.