Cómo insertar un pesario

Escrito por China Zmuida ; última actualización: February 01, 2018
Un pesario es un instrumento ginecológico.

Un pesario se usa para afecciones ginecológicas que pueden incluir la vejiga prolapsada y el estrés de la incontinencia. Un pesario puede ser utilizado para sostener el útero. Tendrás que estar equipada con un pesario para mantenerlo en su lugar de forma segura. Esto te asegurará que el dispositivo no se caiga cuando te muevas.

Limpia tus manos con agua y jabón. Seca tus manos antes de insertar el pesario.

Saca el pesario de la envoltura. Sujétalo y dóblalo a la mitad. Coloca una cantidad del tamaño de moneda de diez centavos de lubricante en el pesario.

Relájate y acuéstate en la cama, con las rodillas dobladas y las piernas separadas. Inserta el pesario, con la parte curva hacia la vagina. Coloca el pesario tan dentro de tu canal vaginal como sea posible.

Usa el aplicador si viene con tu pesario. Este debe colocarse en el agujero del aplicador. Suelta el émbolo del aplicador para empujar el pesario dentro de tu canal vaginal.

Consejos

Si te sientes incómoda para insertar un pesario, tu ginecólogo puede insertarlo y limpiarlo cada mes. Si sigue saliéndose de lugar, compra uno más grande. Saca y limpia tu dispositivo como lo indica tu ginecólogo.

Advertencias

Avísale a tu ginecólogo si experimentas sensaciones incómodas que incluyan pellizcos, ardor o irritación. No lavar tus manos antes de colocar el pesario puede introducir bacterias dañinas, que pueden causar una infección urinaria. No uses el pesario después de la fecha de caducidad. Comunícale a tu ginecólogo si tienes problemas al orinar o al doblarte, ya que el dispositivo puede causar una obstrucción.

Créditos fotográficos

  • Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article