Cómo hacer un escudo romano

Escrito por Contributing Writer ; última actualización: February 01, 2018
Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

No se puede negar que las armaduras y armas Medievales, que incluyen flechas, espadas y escudos romanos, son geniales. Son muy buenas para disfraces, para decorar un cuarto o simplemente para probarte a ti mismo que puedes hacerlo. Hay dos tipos principales de escudos romanos: uno es rectangular y es usado por la infantería, y otro es circular, redondo u ovalado, y era usado por los auxiliares y la caballería. El escudo podía ser utilizado para protegerse, pero también como arma.

Crea un diseño después de decidir si quieres un escudo circular o rectangular. Si estás haciendo un escudo ovalado o redondo, lo puedes hacer con madera, pero es más fácil hacer el diseño con cartón grueso. Si, por otro lado, prefieres un escudo rectangular que se amoldará más cerca de tu cuerpo, usa un cartón grueso para poder doblarlo alrededor tuyo. La mayoría de los escudos en ese tiempo medían entre 3,5 y 4 pies (0,90 y 1,2 metros) de alto y 3,25 pies (0,90 metros) de ancho. Pon un clavo en el material que estás usando, cerca de donde quieres que esté la parte de arriba. Mide 3,5 pies (0,90 metros) hacia abajo y agrega un segundo clavo. Si estás haciendo un escudo rectangular, tienes tu parte de arriba y de abajo, pero si estás haciendo un cuadrado ovalado, no es tan fácil. Toma un hilo que sea el doble de largo de la distancia entre los clavos y átalo a cada clavo. Luego, toma un lápiz y dibuja una línea del ancho del hilo de ambos lados. Esto no es fácil, y puede tomar varios intentos, no te desalientes y sigue las instrucciones si quieres hacerlo de nuevo.

Dibuja el diseño y muévelo al material con el que quieres hacer tu espada, debe ser otra hoja de cartón o una placa de madera, y córtalo. Refuerza la parte trasera del escudo, así tienes algo de donde agarrar que no se rompa. Una cruz sirve. Lija la madera de antemano.

Cubre el escudo romano con un cuero, lienzo o tela. Esto hará que luzca más real. Fíjalo con cuero crudo, metal o piel para que la tela no se suelte. Usa grapas si en verdad quieres hacerlo, pero el escudo será menos exacto.

Pinta tu escudo con colores vivos y brillantes. Si tienes un escudo familiar, puedes usarlo para pintarlo; si no tienes, usa un diseño simple de tu elección.

Consejos

Guarda el diseño, así puedes utilizarlo nuevamente si así lo quieres.

Advertencias

Usa un material fuerte en la parte trasera del escudo, así tienes algo de donde agarrarte.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article