Cómo transferir el diseño de un papel a una tela usando alcohol desnaturalizado

Escrito por Erin Watson-Price ; última actualización: February 01, 2018
Creatas/Creatas/Getty Images

A la hora de bordar diseños en edredones o ropa, puede ser útil transferir el patrón de la tela. Si el diseño no viene ya preparado para planchar sobre la ropa, puedes crear tu propia transferencia a partir de calor y alcohol desnaturalizado, también conocido como alcohol de quemar. En la preparación de tu diseño, ten en cuenta que la imagen se transfiere a la tela como un reflejo en el espejo. Si tu modelo incluye letras, tendrás que invertir la imagen antes de imprimirla para que se lea correctamente una vez aplicada a la tela.

Haz una fotocopia de tu patrón o imprime el diseño con una impresora láser. Una impresora de chorro de tinta no va a funcionar para este proceso. Usa el ajuste de tinta más oscuro posible, manteniendo la integridad de tu patrón.

Selecciona un área de trabajo bien ventilada para colocar una tabla de planchar.

Coloca una toalla sobre una tabla de planchar y coloca el lado derecho de la tela hacia arriba sobre la toalla.

Enciende la plancha en la configuración de algodón. No enciendas la posición de vapor.

Vierte el alcohol desnaturalizado en una botella de spray.

Rocía el área donde se va a aplicar el patrón con el alcohol desnaturalizado. Remoja la tela a fondo. Cualquier punto seco inhibirá la transferencia del patrón.

Mantén el patrón impreso con una mano y rocía el papel con alcohol desnaturalizado. No apoyes el papel sobre ninguna superficie. El papel mojado será difícil de levantar sin que se rompa.

Coloca el patrón mirando hacia abajo sobre la tela. El papel será difícil de mover una vez que se aplique a la tela, por lo que necesitas conseguir la correcta colocación la primera vez.

Cubre el papel con la otra toalla.

Pulsa la plancha sobre la toalla, arriba del modelo, y mantenla así durante 30 a 45 segundos. Levanta la plancha y colócala en una nueva sección; no la arrastres. Continúa hasta que se haya calentado toda la zona del patrón.

Retira la toalla.

Frota las líneas del patrón con un hisopo de algodón para ayudar a que la tinta se transfiera a la tela.

Despega el papel con cuidado de arriba a abajo. Si algunas áreas de la tinta todavía parecen estar aferradas al papel en lugar de a la tela, rocía ambos con el alcohol desnaturalizado y vuelve a aplicar calor. No quites el papel todo de una vez, ya que no podrás volver a alinear las piezas que no fueron transferidas.

Consejos

Al imprimir el patrón, usa tinta negra en lugar de tinta de color. La tinta de color no se transfiere muy bien. Completa los pasos 6 al 10 rápidamente. El alcohol desnaturalizado es volátil y se evapora rápidamente. Considera el uso de película de acetato en lugar de papel, siempre que sea posible. La película transparente permite ajustar la colocación del patrón después de apoyarlo sobre la tela, y es más fácil ver un área que no se haya transferido al retirar la película.

Advertencias

No utilices esta técnica en calor sobre telas delicadas como la seda o poliéster; éstas se derriten o se queman.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Creatas/Creatas/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article