¿Cómo secar plastilina?

Escrito por Rachael Cearley ; última actualización: February 01, 2018
La plastilina hace adornos para toda la vida si la secas adecuadamente.

La plastilina es una gran herramienta para que tanto los niños como los adultos creen cosas fabulosas como adornos, esculturas, y cuentas. Sin embargo, secar plastilina puede ser un pequeño desafío. Si la dejas al aire libre para secarse, esta se quebrará y se desmenuzará. Los colores quedarán opacos, es posible que cambien su tonalidad, el interior quedará blando y solo se secará la mitad. Si sigues estos pasos tendrás una mayor posibilidad de preservar tus preciosas obras de arte de plastilina.

Precalienta el horno a 250 grados Fahrenheit (120 ºC). Coloca un trozo de papel de aluminio sobre la placa de galletas para evitar que los colores de la plastilina la manchen. Corta un segundo trozo de papel aluminio lo suficientemente grande como para cubrir la escultura. Puedes usar un solo trozo para cubrir varias esculturas pequeñas, siempre y cuando las proteja a todas holgadamente.

Haz un hueco en la escultura usando un palillo en las más pequeñas, y una aguja de tejer para las más grandes. Puedes hacerlo en la parte de abajo de la pieza o en algún lado que no sea visible. El hueco no tiene que ser muy grande, solo debe tener el tamaño suficiente para permitir entre el aire al interior de la pieza.

Apaga el horno una vez que se haya terminado de precalentar. Coloca las esculturas sobre el papel de aluminio a una pulgada (2,5 cm) de distancia entre sí. Asegúrate de que no se toquen. Cubre las piezas holgadamente con otro papel de aluminio. Deja la placa de galletas en el horno apagado durante 20 minutos.

Quita la placa de galletas después de 20 minutos y da vuelta las esculturas, si es posible. A esta altura, colocar las esculturas de costado ya no debería dañarlas. Reemplaza el papel aluminio. Coloca las piezas nuevamente en el horno durante otros 20 minutos.

Quita la placa y el papel de aluminio. Coloca las esculturas boca arriba y vuelve a ponerlas en el horno durante otros 10 minutos. Quita las esculturas del horno y deja que se enfríen completamente. Si no están lo suficientemente secas y duras al tacto, repite el proceso de cocción hasta que esto suceda.

Píntalas y decóralas como más te guste y déjalas secar. Rocíalas con un aerosol sellador transparente para que se preserven en mejor estado y espera a que se sequen antes de manipularlas.

Consejos

Haz tu propia plastilina en casa mezclando 1 taza de harina, 1 taza de agua, 1/2 taza de sal, 1 cucharada de cremor tártaro y 1 cucharada de aceite, y calienta en una sartén a fuego bajo. Mezcla continuamente. Quita del fuego cuando la masa forme una pelota. Amasa para que quede más elástica.

Advertencias

Trabajar cerca del horno puede ser peligroso para los niños pequeños.

Sobre el autor

Rachael Cearley is an avid reader, writer and a lover of the written word. She has been writing personally and professionally for five years. You can find her work most recently published in the "Fort Wayne Family Magazine."

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article