Cómo hacer ropa que le quede a un huevo

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 22, 2019

Decorar los huevos de Pascua con pintura es una actividad que tiene cientos de años existiendo en nuestra cultura y que se inspira en una diosa mesopotámica llamada Ishtar. Es por eso que, en inglés, la Pascua recibe el nombre de “easter”.

Sin embargo, no se puede negar que se ha ido adaptando a nuestros tiempos. Hoy, es común que se reciban huevos de Pascua de chocolate, aunque algunos países todavía conservan la tradición de decorar los huevos en esta época.

La forma más tradicional de decoración de huevos es a través de la pintura, pero esto también se ha modificado, abriéndole paso a otros métodos novedosos y divertidos, como vestir a un huevo con ropa.

Te puede interesar: Cómo colorear huevos de Pascua con tintas hechas en casa

Pero, ¿cómo hacer ropa para un huevo?

Hacer ropa para un huevo no es algo difícil. El reto está en mantener al huevo de pie y evitar que se rompa. Claro que, hay algunos trucos que se pueden usar y que formarán parte de la decoración.

Para este proyecto, tomaremos como modelo a un personaje: un maestro de circo

Materiales para el maestro de circo

  • Tijeras, aguja e hilos
  • Un trozo de fieltro negro
  • Un sujetapapeles o clip pequeño
  • Una cartulina gruesa de color rojo  
  • Un marcador negro grueso y delgado  
  • Pintura acrílica de color dorado y un pincel  
  • Pegamento líquido, preferiblemente, silicón

Sigue leyendo: Actividades fáciles que los niños pueden hacer sobre la mesa

Instrucciones

  1. Primero, vamos a crear la plataforma del huevo. Así, no se deslizará ni se romperá. Para ello, toma la cartulina roja y recorta un rectángulo de unos 10 cm de alto por 20 de largo
  2. Ahora une los extremos como queriendo formar un cilindro ligeramente cónico. No importa que haya un sobrante de cartulina. Asegúrate que la abertura pequeña es lo suficientemente grande como para que calce un huevo
  3. Recorta el sobrante de cartulina por abajo y por arriba de forma recta, haciendo que te quede una especie de plataforma de unos 5 centímetros de alto
  4. Toma el marcador negro grueso y pinta unas líneas verticales en todo el diseño. Deja un espacio similar entre las líneas para que tengas franjas iguales de ambos colores
  5. Una vez que esté listo y seco, coloca el huevo en la parte superior y agarra el fieltro negro. Sin recortarlo, pon el fieltro encima del huevo como si fuese una capa
  6. Ensarta una aguja con hilo negro y clávala en el medio de la unión del fieltro con suavidad. Retira el fieltro y haz un par de puntos para asegurar que no se separe
  7. Con las tijeras, recorta el fieltro por debajo y haz una especie de triángulo que apunte al punto de costura que has hecho. La idea es que te quede algo parecido a un cono, pero con una abertura triangular al frente para darle un aspecto de capa abierta
  8. Toma el sujetapapeles y píntalo con la pintura dorada. Espera a que seque y ahora pégalo con un poco de silicón en la punta del triángulo. Así, dará la impresión de que es un broche de oro
  9. Ponle la capa al huevo y, con el marcador negro, dibújale unos grandes y gruesos bigotes, ojos, nariz y cejas
  10. Verás que la plataforma hará parecer que el maestro de circo lleva unos pantalones a rayas, ¡quedará genial!

Podría interesarte: Cómo pintar sobre un huevo de avestruz

Consejos:

Con fieltro, puedes hacer distintos diseños de ropa para un huevo, pero este es el más simple. Úsalo como inspiración para otros modelos, como la capa de un rey.

Si no le realizas ninguna abertura triangular y lo coses por completo, podría ser un vestido de princesa. Tan solo dale la vuelta para que no se vea la costura e incorpora algunos adornos, como un encaje blanco para la parte inferior y una cinta delgada en forma de lazo para la cintura.

Si no te gusta trabajar con fieltro, ¡prueba hacerlo con foamy o goma eva! El procedimiento es el mismo, pero con pegamento en vez de aguja e hilo.