Cómo hacer plastilina comestible

Escrito por Stephanie Morgan ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los niños adoran moldear, crear y, a decir verdad, comer plastilina. En lugar de someterlos a la salada e incomible versión que compras en tiendas, puedes hacer tu propia plastilina comestible. Hay una amplia variedad de recetas, todas apropiadas para los más pequeños, fáciles de hacer y ¡muy sabrosas!

Haz plastilina de mantequilla de maní

Reúne los ingredientes, cubre la mesa de trabajo con un mantel o papel de periódico y ponte ropa vieja. Dado que la plastilina se hace con mantequilla de maní y miel, es increíblemente pegajosa.

Mezcla las 18 onzas (500 g) de mantequilla de maní cremosa con 6 cucharadas de miel en un bol. Revuelve bien hasta que se hayan mezclado perfectamente.

Agrega aproximadamente 3/4 taza de leche en polvo a la mezcla anterior. Tal vez necesites agregar un poco más cuando comiences a mezclar la plastilina; debes poder trabajar la masa fácilmente sin que se te pegue en los dedos. Después de todo, tus chicos van a querer darle forma, estirarla y hace con ella otras actividades "como con masa".

Considera agregarle un poco de cacao en polvo para darle a la plastilina de mantequilla de maní sabor a chocolate.

Haz plastilina de gelatina

Ponte de acuerdo con los niños en el sabor de la gelatina para la plastilina. Aunque mezclar varios sabores puede darle un color interesante, hará que la masa sea un poco menos comestible.

Incorpora 1 taza de harina, 1/2 taza de sal, 1 taza de agua, 1 cucharada de aceite de cocina y 2 cucharaditas de crémor tártaro en una olla. Mezcla hasta que todo esté bien integrado.

Añade un paquete de polvo de gelatina a la mezcla y colócala sobre fuego medio-alto. Cocina, revolviendo todo el tiempo, hasta que la masa se ​​haya espesado y tenga la consistencia de un puré de papas.

Retira del fuego y deja enfriar antes de amasar. Tal vez necesites algo de harina extra en tus manos para asegurarte de que la plastilina no se pegue a ellas.

Haz plastilina de jugo en polvo

Mezcla en una olla los siguientes ingredientes: 1 taza de harina, 1/2 taza de sal, 3 cucharaditas de crémor tártaro y 1 paquete de jugo en polvo sin azúcar. La plastilina tendrá el color, el aroma y el sabor del jugo de hayas elegido.

Mezcla 1 taza de agua con 1 cucharada de aceite y lentamente agrégala a los ingredientes secos.

Revuelve la preparación sobre un fuego medio-alto hasta que la mezcla se espese.

Retira la mezcla del fuego y coloca la plastilina sobre una encimera o tabla de cortar y amásala hasta que se enfríe por completo.

Haz plastilina de avena

Mezcla 2 tazas de avena con 1 taza de harina y 1 taza de agua. Puedes hacer más o menos cantidad siempre que mantengas la proporción 2:1:1.

Amasa la mezcla hasta que esté maleable.

Dale la forma que quieras a la masa. Ten en cuenta que la plastilina de avena se seca rápidamente y puede ser pintada una vez que está seca.

Consejos

Todas estas masas comestibles deben ser guardadas en un recipiente hermético en el refrigerador. La plastilina de avena se secará en uno a dos días, mientras que la de jugo en polvo puede durar meses en el refrigerador.

Advertencias

Verifica que ninguno de los niños que vaya a usar la plastilina sea alérgico a la mantequilla de maní o a los preparados con colorantes antes de elegir la receta. Tira --o no guardes-- la plastilina que haya estado en la boca de los niños.