Cómo hacer plástico biodegradable

Escrito por Veronica Mitchell ; última actualización: February 01, 2018
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los plásticos biodegradables pueden derivarse de varios materiales basados en almidón. El almidón es un polímero natural, y puede ser rápidamente atacado y descompuesto por microbios. En la industria, el almidón se descompone para hacer ácido láctico, el cual luego es poliomerizado para formar el plástico biodegradable polilactida (PLA, según sus siglas en inglés). Sin embargo, también es posible hacer tu propia muestra de plástico biodegradable directamente del almidón de la patata, utilizando un equipamiento básico de laboratorio.

Extrayendo el almidón

Ralla la patata y añádela en el mortero.

Añade unos 100 centímetros cúbicos de agua destilada y muele la mezcla a fondo de la patata. Vierte el líquido fuera utilizando un colador de té dentro de un vaso de precipitados. Repite este procedimiento por lo menos dos veces más.

Deja que el líquido se asiente en el vaso. El almidón blanco debe hundirse hasta el fondo. Decanta el agua cuidadosamente. Añade otros 100 centímetros cúbicos de agua destilada, agítala, deja que se asiente y decántala.

Haciendo el plástico

Mide 22 centímetros cúbicos de agua destilada y añádela a un vaso de precipitados junto con 4 gramos de pasta de patata de la Sección 1. Añade 3 centímetros cúbicos de ácido hidroclórico diluido. El ácido quita una parte del almidón llamada amilopectina, lo cual inhibe la formación de una capa de plástico. Añade 2 centímetros cúbicos de glicerol que actúa como un plastificante, haciendo al plástico menos frágil.

Pon el trípode y la gaza sobre el mechero. Ubica el vaso de precipitados por encima de la gaza y balancea un vidrio de reloj sobre el vaso para que actúe como una tapa.

Calienta la mezcla hasta la ebullición y permite que hierva alrededor de 15 minutos. Ten cuidado de que la mezcla no llegue a evaporarse.

Neutraliza la mezcla añadiendo hidróxido de sodio diluído, gota a gota, utilizando una pipeta. Prueba el pH de la mezcla después de cada adición sumergiendo una varilla de vidrio dentro del líquido y tocando con ella una hoja de papel indicador universal. Continúa añadiendo gotas de hidróxido de sodio hasta que la mezcla esté neutral (pH7).

Vierte la mezcla dentro de un plato Petri y utiliza una varilla de vidrio para asegurarte de que esté bien distribuida sobre la superficie. Permite que seque toda la noche en el alféizar soleado o en un radiador, o puedes secar el plástico en un armario de secado.

Advertencias

Lleva protección en los ojos durante este experimento. El hidróxido de sodio diluído y el ácido hidroclórico diluído irritan.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article