Cómo hacer una pila de hidrógeno

Escrito por Wanda Thibodeaux ; última actualización: February 01, 2018
Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

El gas de hidrógeno puede usarse como una fuente alternativa de combustible. El subproducto del proceso de la pila de hidrógeno es agua simple, lo cual es mucho más ecológico que los subproductos del petróleo. Aunque las pilas de hidrógeno son muy complejas, puedes hacer una sencilla con algunos artículos del hogar.

Corta el cable de platino a la mitad con el cortador.

Haz dos bobinas de los alambres de platino envolviendo cada uno por separado alrededor del clavo.

Corta los cables de la batería tres cuartos del camino desde las conexiones de cables.

Usando un cuchillo o tijeras, con cuidado corta la capa aislante en los extremos de los cables de la batería que acabas de cortar. No necesitas cortar mucho el aislante.

Envuelve los extremos descubiertos de los cables alrededor de los extremos de los alambres de platino enroscados. Las bobinas de platino actuarán como los electrodos de la celda de combustible.

Usando cinta, asegura los cables unidos a los electrodos de alambre de platino al lápiz a la mitad para que los electrodos cuelguen sobre el lado.

Equilibra el lápiz sobre el borde de un vaso con agua para que los electrodos cuelguen y se introduzcan en el agua: no dejes que el cable eléctrico entre al agua; sólo los electrodos deben tocarla. Si tus cables se acercan demasiado al agua, vacía un poco el vaso e inténtalo de nuevo.

Toca la batería con el clip de batería. Debes ver burbujas en el agua. Esto significa que las moléculas del agua están siendo separadas. Parte del resultado de este proceso son iones OH (hidróxido).

Separa la batería del clip. Cuando hagas esto, los electrodos de platino separan los iones OH para crear iones de hidrógeno que tienen carga positiva. Se liberan electrones durante este proceso y son atraídos hacia el electrodo negativo, ya que las cargas positivas y negativas se atraen, y el electrodo positivo da electrones a las moléculas de oxígeno. El oxígeno luego se combina de nuevo con los iones de hidrógeno para formar agua, mientras que los electrones liberados viajan a través del electrodo negativo en forma de energía eléctrica. Si conectas un medidor de voltaje a los electrodos (además del cable de batería) con cable eléctrico, podrías medir la electricidad que se produce. También puedes probar tu dispositivo conectando los electrodos a cualquier dispositivo eléctrico pequeño, como un reloj digital. Puedes usar la celda de combustible para alimentar cualquier cosa, siempre y cuando el voltaje producido sea suficiente.

Advertencias

El hidrógeno es un gas altamente combustible. La celda de combustible descrita anteriormente no producirá suficiente hidrógeno para causar ningún tipo de daño o explosión, pero en las pilas manufacturadas, que son más grande y tienen una configuración ligeramente diferente, la combustión del hidrógeno puede ser peligrosa. Esta es una de las razones por las que el gobierno de Estados unidos recientemente ha retirado todo el financiamiento federal para la tecnología de celdas de combustible de hidrógeno. Adicionalmente, producir la electricidad para el proceso de electrólisis descrito anteriormente, o para extraer hidrógeno de otras fuentes como combustibles fósiles, de hecho no es muy eficiente en costos. Esto ha llevado a una reducción en el financiamiento y la investigación sobre combustible de hidrógeno, aunque muchas personas aún creen que el hidrógeno es una alternativa viable a los combustibles actuales.