Cómo usar el método del pedernal para encender el fuego

Escrito por Chelsea Fitzgerald ; última actualización: February 01, 2018
None

Encender un fuego a la vieja usanza mediante un pedernal puede parecer anticuado, pero es un método prácticamente infalible. Puede ser útil en condiciones climáticas lluviosas o ventosas en donde otros productos, como las cerillas, no parecen funcionar muy bien. El método del pedernal y acero no necesita combustible, o bien, un encendedor. Si estás acampando, practicando senderismo o intentando sobrevivir en el desierto, puedes usar este efectivo método, el cuál ha demostrado fiabilidad una y otra vez.

Esparce la leña, las ramitas secas u otro material seco para encender para formar la base de tu fuego.

Reúne los materiales de yesca; estos pueden ser cualquier cosa que sea altamente inflamable, como bolas de algodón, pelusas, agujas de pino, telas de lino o de 100% algodón, hojas secas y quebradizas, plumón o ramitas secas y pequeñas. Colócalas encima de las ramitas y la leña.

Golpea la hoja de cuchillo afilada contra el pedernal con golpes cortos y firmes. Sostén el pedernal cerca de la yesca. Las chispas encenderán el material inflamable rápidamente si lo sostienes cerca. El borde afilado sobre el pedernal y la fricción resultará en una lluvia de chispas, lo cual debería encender el fuego según el sitio web Equipado Para Sobrevivir.

Sopla suavemente el fuego, pero no mucho como para apagar las llamas. Agrega yesca, pero ten cuidado de no ahogarlo.

Agrega más palitos, ramitas o pequeños trozos de leña y pronto tendrás un cálido fuego encendido.

Consejos

Puedes comprar una hoja y un pedernal en el campamento, en las tiendas de suministros para el hogar o ferreterías, o encuentra pedernales naturales en el campo si eres una persona con experiencia en el aire libre. Usa guantes de trabajo resistentes si vas a utilizar un trozo de vidrio roto para golpear contra el pedernal.

Sobre el autor

Chelsea Fitzgerald covers topics related to family, health, green living and travel. Before her writing career, she worked in the medical field for 21 years. Fitzgerald studied education at the University of Arkansas and University of Memphis.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article