Cómo limpiar una pluma Mont Blanc

Escrito por Kallie Johnson ; última actualización: February 01, 2018
Una pluma tiene una punta que permite a la tinta fluir usando poca o nula presión.

Una pluma es un bolígrafo con una pequeña reserva de tinta líquida. Una pluma utiliza la gravedad y la capilaridad para hacer bajar la tinta y por lo tanto requiere poca o nula presión para escribir. Mont Blanc es un fabricante conocido mundialmente de plumas que recomienda la limpieza de estas al menos cada tres meses o cuando el flujo de tinta sea esporádico o haya parado, o cuando el color de la tinta haya cambiado.

Gira el cono o la parte superior de la pluma Mont Blanc hacia la izquierda para sacarlo.

Quita cualquier exceso de tinta girando la reserva de tinta hacia la izquierda.

Llena la taza o vaso con tres pulgadas (7,5 cm) de agua tibia. Coloca la pluma en el agua, de manera tal que solo su punta esté sumergida. Gira la reserva hacia la derecha para absorber un poco del agua.

Libera el agua girando la reserva de la pluma hacia la izquierda. Repite el proceso hasta que el agua fluya hacia afuera de la pluma suavemente.

Gira la reserva de la pluma hacia la izquierda para asegurarte de haber quitado toda el agua. Quita la pluma del vaso o taza y seca su punta con un trapo que no deje pelusa. Usa este trapo para secar también el exterior de la pluma.

Coloca el cono o parte superior, otra vez en la reserva de tinta. Gíralo hacia la derecha para colocarlo otra vez en la parte superior de la pluma.

Advertencias

Mont Blanc no recomienda usar nada más que agua tibia para limpiar sus plumas.

Sobre el autor

Kallie Johnson began her writing career in 2009, contributing to various online publications. She holds a Bachelor of Arts in English from the University of Nevada, Las Vegas. She enjoys writing home and garden topics and considers herself an expert on do-it-yourself home improvement topics.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article