Historia de la danza latinoamericana

Escrito por Jessica Martinez ; última actualización: February 01, 2018
Las danzas latinas son una fusión de coloridas expresiones culturales.

La danza latina es popular en todo el mundo por su estilo, drama y sensualidad. La música latina es brillante, apasionada y conmovedora, y tiene un ritmo contagioso que invita a todo el mundo a la pista de baile, sin importar la habilidad. Los grandes bailadores latinoamericanos transmiten alegría al mirar y la danza latina se ha vuelto una categoría popular de baile de salón competitivo.

Danzas como la salsa, el merengue y el tango son una fusión de coloridas expresiones culturales y cuentan una historia de esclavitud, pobreza y conquista en una América Latina evolucionada.

Orígenes

La historia de la danza latinoamericana no comienza en Cuba o en España, sino en el siglo XVIII en Inglaterra. En 1700, un tipo de danza informal inglesa disemina su popularidad a través de Europa. En Francia fue llamada la "contredanse"; en España, la "contradanza" y en Portugal, la "contradanca". Los europeos finalmente llevaron la danza con ellos a América del Sur y Central.

Influencia española

Debido a que España controlaba la mayor parte de América del Sur y Central desde el siglo XV hasta más del XIX, la cultura española ha tenido la mayor influencia sobre el curso de la historia de la danza latinoamericana. A España se le puede reconocer su estilo colorido de danza, su gracia y dramáticos movimientos de manos y sus pasos planos, que provienen de las danzas españolas paso doble y flamenco. Musicalmente, España tiene el crédito del uso de la guitarra criolla y los estilos de música de trovador.

Influencia africana

Comenzando en los años 1500, los conquistadores y colonos europeos llevaron una gran cantidad de esclavos a América del Sur y Central. La mayoría de ellos eran de tribus de África occidental como los Yoruba y los Bantu. Estas tribus usaban tambores y danzas ceremoniales religiosos para llamar a dioses específicos. Ellos llevaron su religión y sus tambores con ellos al nuevo mundo, y sus ritmos de percusión distintivos son lo que dieron a la música latina su contagiosa y embriagadora síncopa.

Influencia cubana y la Salsa

Cuba se atribuye danzas tan populares como la salsa, el mambo, el cha cha cha, la rumba y el bolero. Cuando los españoles llevaron la contradanza a cuba en los años 1700, pasó a ser conocida como "danza". La llegada de haitianos huyendo de Haiti a comienzos de los años 1800 infundió en la danza su influencia criolla y una nueva síncopa.

Eventualmente la danza se convirtió en libre, y pasó a ser conocida como "danzón". En 1940 el danzón, fusionado con el son cubano y el jazz, dio lugar al mambo. La salsa, la más conocida de todas las danzas latinas, es un derivado del mambo. Ésta obtiene su nombre de los estadounidenses cuando llega a las discotecas entre 1950 y 1960.

Merengue

El merengue fue concebido en la República Dominicana y Haiti. Comenzó como una imitación del minué francés de los esclavos negros, quienes mirarían a sus maestros de bailes de salón e incorporarían sus pasos a sus propios festejos, añadiendo un vívido tambor, brincos y saltos.

Tango

El tango fue muy influenciado por la contradanza, el flamenco y las danzas esclavas argentinas, aunque algunas de sus formas tempranas provienen de Cuba. El estilo moderno del Tango es único de Argentina y fue descubierto en discotecas en barrios pobres de Buenos Aires.

Sobre el autor

Jessica Martinez is a freelance writer from Clayton, North Carolina. As a homeschooling mom, she enjoys writing about education, child development and family issues. Martinez also enjoys researching and writing about subjects she loves: history, art, interior design, gardening and travel.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article