Cómo generar electricidad con imanes

Escrito por Paul Dohrman ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Según el libro "Fundamentos de la física", por David Halliday y Robert Resnick, cuando un cable cerrado corta las líneas de campo de un imán, los electrones en el cable experimentan una fuerza electromotriz (emf). De esta entidad, puedes generar electricidad con imanes usando un poco más que artículos caseros. Gira una pila de imanes justo al lado de una bobina en un circuito para hacer un emf en la bobina que oscila hacia adelante y hacia atrás, creando una corriente alterna (CA). Entre más giros haya en la bobina, la mayor emf que experimentará el circuito. Para aumentar el número de giros, utiliza cable fino.

Dobla dos pliegues estrechos en un trozo de cartón de 6 x 12 pulgadas (15,2 a 30 centímetros). Los pliegues deben ser un poco más anchos que el imán que has seleccionado.

Dobla dos pliegues más cercanos a 4 pulgadas (10 centímetros) de los dos primeros pliegues, hanciendo que estén tan lejos entre sí como fueron los dos primeros. El cartón debe ahora traslaparse, haciendo una caja de cuatro lados.

Perfora un clavo largo todo el camino por el centro de ambos lados de la cartulina.

Pega con cinta adhesiva un clavo en el interior de la caja. Si no puedes alcanzar el clavo adentro, recorta algo de cartulina (esto no afectará el resultado). Un tamaño de imán ideal es de un tamaño de 1 pulgada por 1 pulgada por 1/4 de pulgada (2,5 por 2,5 por 0,6 centímetros). Estarás girando el clavo para voltear el imán, por lo que es preferible un pequeño imán ligero.

Envuelve el cable de cobre delgado aislado alrededor de la caja, enredando todo en la misma dirección, con los devanados todos paralelos entre sí. Los bobinados pueden superponerse y estar en ambos lados del clavo. El recuento del bobinado puede contar entre los cientos. Según el libro de "Fundamentos de la física," por David Halliday y Robert Resnick, entre más bobinados haya, más fuerte será la emf actuando sobre los electrones en los devanados.

Raspa el aislamiento de los dos extremos del cable enrollado alrededor del protector de cartón y fija los extremos desnudos a los dos puntos de contacto en una bombilla eléctrica con cinta aislante (los dos puntos de contacto en un foco de luz son la punta de metal y la rosca de metal).

Gira el clavo y observa la bombilla de luz. Ahora estás generando corriente alterna.

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article