¿Cómo usar imanes para encender una bombilla?

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 17, 2019

Hay muchos elementos ahí afuera que pueden servir para generar energía eléctrica. Por ejemplo, se puede hacer un proyecto de ciencias con una patata e incluso crear electricidad usando limones.

Y es que, para producir electricidad tan solo se necesita usar un material que genere una reacción lo suficientemente potente como para encender una LED pequeña o hacer funcionar a un pequeño aparato, como un cronómetro o un reloj.

Cómo crear energía eléctrica con un imán

Ya conocemos la relación que existe entre la electricidad y el magnetismo, dos fuerzas que, en ciertas situaciones, se encuentran y forman una sola: el electromagnetismo.

Ya que un imán es capaz de generar energía eléctrica, tan solo haría falta descubrir cómo usarlo en un experimento para encender una bombilla o LED.

Podría interesarte: Cómo hacer un campo magnético

Según una investigación publicada en 1960 por David Halliday y Robert Resnick titulada “Fundamentals of Physics” (Fundamentos de la física, en español) cuando un cable metálico se cruza con el campo magnético de un imán, el alambre se carga de fuerza eléctrica y hace que, a través de él, viajen electrones que producen energía eléctrica.

Para probar esta teoría, bastaría con hacer que un imán se mueva dentro de una bobina alambrada para así producir una corriente alterna lo suficientemente potente que haga que una bombilla se prenda.

Experimento: encender un LED con un imán

Para probar la teoría de Halliday y Resnick, tendrás que tener a la mano algunos implementos simples.

Materiales:

  • Cinta aislante  
  • Un rollo de cable de cobre  
  • Una pinza para cortar metal
  • Una bombilla o LED de pequeño voltaje  
  • Un imán tipo neodimio en forma de barra de unos 3 cm de ancho
  • Un cilindro plástico largo, como una jeringa, cánula o inyección grande  

Sigue leyendo: Experimentos con luz y calor para la feria de ciencias

Procedimiento

  1. Remueve el tapón de la jeringa y ponlo aparte
  2. Enrolla el cable de cobre alrededor de la cánula dejando un extremo al principio que tenga al menos 15 cm de largo
  3. Da tantas vueltas como sea posible. Asegúrate de que no queden espacios entre las vueltas. La idea es cubrir la mayor área del exterior de la jeringa con el cable
  4. Una vez que termines, deja un extremo de cable al final de 15 cm y corta con la pinza de metal
  5. Para que la bobina no se deshaga, toma la cinta aislante y enróllala alrededor del cable hasta cubrir toda la superficie
  6. Remueve el esmaltado de las puntas del cable raspándolo con ayuda de la pinza. También puedes utilizar un mechero, yesquero o encendedor. Hazlo con cuidado porque el cable se calienta
  7. Es tiempo de agarrar la bombilla y pegarle los cables al conector. Para ello, toma tu bombilla LED pequeña y conecta un extremo a uno de los puntos de contacto. Asegúralo con cinta aislante y haz lo mismo con el extremo y punto de contacto restante
  8. Introduce el imán dentro de la cánula y usa el tapón para cerrar la entrada, pero solo un poco
  9. Apaga las luces de la habitación donde estés. Agarra la bombilla con una mano y la jeringa en la otra
  10. Comienza a batir la jeringa una y otra vez, lo más rápido que puedas. Verás como el LED se enciende

Te puede interesar: Trucos magnéticos con imanes circulares

Explicación

Cuando el imán comienza a moverse dentro de la bobina de cobre, induce una pequeña carga de voltaje. Esto es energía electromagnética.

A esta escala, el imán solo tendrá fuerza para encender una bombilla LED de unos 1,5 v, pero mientras más grande y potente sea el imán -y más rápido se mueva dentro de la bobina de cobre- más energía será capaz de crear.