Cómo hacer un disfraz de hombre de jengibre

Escrito por Brenda Priddy ; última actualización: February 01, 2018
Haz un disfraz de hombre de jengibre con fieltro marrón.

Un hombre de jengibre es un tipo de galleta cortada en forma de persona. Generalmente, estas galletas son de color marrón, tienen glaseado y otros adornos en una especie de diseño humano. El fieltro marrón puede transformar a una persona en un hombre de galleta de jengibre semi-realista que se puede usar para Halloween, fiestas, juegos y concursos. Este disfraz te tomará cerca de tres horas para hacerlo. Puede ser tanto para niños como para adultos.

Dobla por la mitad un trozo largo de fieltro que sea el doble de largo que el cuerpo de la persona que lo utilizará. Pídele a la persona que se recueste sobre la tela. Dibuja el contorno de todo su cuerpo, desde la cabeza hasta los tobillos, utilizando una tiza.

Luego de que la persona se levante, dibuja un circulo más grande alrededor del contorno de la cabeza para así marcar la cabeza característica del hombre de jengibre. También amplia el tamaño de los brazos y piernas, si quieres.

Corta dos piezas de fieltro utilizando la tijera. Pega los bordes con pegamento caliente para que unirlos. Deja aberturas para las manos y pies. Corta el círculo central un poco más pequeño que la medida correspondiente al ancho del rostro de la persona (para que el dueño del disfraz pueda meter su cabeza a través del agujero). Cose un pedazo de alambre por el diámetro interior del circulo de la cabeza para darle estabilidad si es necesario.

Haz un corte de 2 pies (0,6 m) de largo en la parte trasera del disfraz para que la persona que lo use pueda colocárselo y quitárselo. Coloca una tira pequeña de velcro en ambos lados del corte para cerrarlo cuando el disfraz esté puesto.

Decora la parte delantera del disfraz con pintura para tela, pompones y cualquier otro adorno que quieras. Un adorno simpático para tu disfraz son las cintas ondeadas. Los pompones sirven muy bien como botones de galleta.

Colócate guantes y zapatos marrones junto con el disfraz. Coloca la cabeza y mentón a través del agujero en el medio de la cabeza del disfraz para ver y respirar con libertad. Pinta la cara de la persona de color marrón para completar el look. Agrégale otros tonos alrededor de la nariz y ojos para que luzca como si estuvieran pintados con glaseado o caramelos.

Sobre el autor

Brenda Priddy has more than 10 years of crafting and design experience, as well as more than six years of professional writing experience. Her work appears in online publications such as Donna Rae at Home, Five Minutes for Going Green and Daily Mayo. Priddy also writes for Archstone Business Solutions and holds an Associate of Arts in English from McLennan Community College.

Créditos fotográficos

  • gingerbread man detail image by Rob Hill from Fotolia.com
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article