Cómo hacer dióxido de carbono

Escrito por Alan Craig ; última actualización: February 01, 2018
fire extinguiser sign -macro image by Ben Baker from Fotolia.com

El dióxido de carbono es un gas incoloro e inodoro. Cada molécula se compone de un átomo de carbono y dos de oxígeno. El dióxido de carbono es más pesado que el aire y no tolera la combustión. Por estos motivos, este gas se usa en determinados tipos de extintores de incendio. El dióxido de carbono es el gas que le da a los refrescos sus burbujas, y se puede congelar bajo presión para crear hielo seco. Bajo presión atmosférica normal, el dióxido de carbono no existe como líquido, por ende, cuando el hielo seco se derrite pasa directamente de sólido a gas.

Usa el embudo para verter aproximadamente 1 pulgada (2,5 cm) de vinagre en la botella de gaseosa de 2 litros.

Limpia y seca el embudo.

Usa el embudo para añadir lentamente dos cucharadas de bicarbonato de sodio en la botella. El bicarbonato y el vinagre crearán una efervescencia. El gas emitido es dióxido de carbono. Sigue agregando bicarbonato hasta que ya no haya más burbujas. El gas producido es más pesado que el aire. Por ende, con la botella derecha, el gas obligará al aire a salir de ella y el dióxido de carbono permanecerá.

Enciende la vela.

Vierte con cuidado el dióxido de carbono de la botella de gaseosa encima de la vela. Hazlo como si fuera agua o cualquier otro líquido. Debido a que es más pesado que el aire, saldrá de la botella, caerá sobre la llama de la vela y la apagará. Procura no verter el vinagre o el bicarbonato, sólo el gas.

Consejos

Captura el dióxido de carbono en un globo estirando su cuello sobre el cuello de la botella.

Advertencias

No añadas el bicarbonato a la botella con mucha rapidez o la mezcla efervescente podría desbordarse de la botella.

Ten cuidado con las velas y los fósforos. Procura que haya siempre un adulto presente cuando experimentes con fuego.

×