Cómo diferenciar entre los diamantes falsos y los originales

Escrito por Lane Cummings ; última actualización: February 01, 2018
diamond image by sumos from Fotolia.com

Los diamantes son mucho más que minerales transparentes, son de carbono puro y simbolizan el compromiso, y han sido utilizados durante décadas en los anillos de compromiso; también son la substancia de mayor dureza del planeta. A causa de lo costosos que son los diamantes de buena calidad y el deseo popular de tener uno, el mercado de la joyería está lleno de falsificaciones convincentes. Existen varias pruebas simples para diferenciar entre los diamantes originales y los falsos.

Coloca el diamante sobre un trozo de periódico o revista si no está engarzado. Si puedes ver manchas negras de la tinta de cualquier periódico o revista, es una falsificación. Si el diamante está engarzado, examina bien de cerca para ver si puedes detectar alguno de los montajes de oro o platino debajo del diamante. Si puedes hacerlo, es probable que sea una falsificación.

Gira el diamante lentamente en tu mano, examina su reflexión. Si ves destellos de luces de colores, como un mini arco iris, es probable que la gema sea una circonio cúbico. Si ves reflejos de color blanco o gris, lo más probable es que sea un verdadero diamante.

Sopla en el diamante y examina si el vapor se disipa rápidamente. Un verdadero diamante se limpiará inmediatamente. Uno falso tomará de 2 a 4 segundos para secarse.

Examina el diamante bajo la lupa de un joyero. Un diamante real, tiene la estructura de carbono derivada del manto de la Tierra, tiene pequeños defectos e imperfecciones en su superficie. Una piedra falsa, como el circonio cúbico no tiene imperfecciones.

Examina las faces de la piedra debajo de una lupa de joyero. Las faces son las superficies lisas y cortadas de la piedra. Las piedras falsas se cortan a menudo de forma redondeada para parecerse a los diamantes. Los diamantes de verdad tienen un corte agudo y angular.

Consejos

Una piedra falsa se opaca extremadamente rápido, en tan sólo una cuestión de meses. También se resquebrajan o se agrietan fácilmente bajo el calor extremo.

A menudo, las gemas falsas vienen en tamaños extra grandes como de cinco, seis, siete u ocho quilates.

Al comprar un diamante, siempre pide un certificado de autenticidad.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article