Cómo hacer plastilina con harina sin usar crémor tártaro

Escrito por Erin Ringwald ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

La plastilina es uno de los medios de artesanías favoritos para muchos niños. La consistencia similar a la arcilla requiere poco esfuerzo para apretarla y moldearla en formas y diseños divertidos, por lo que es bastante fácil para los niños pequeños y también divertido para los niños mayores. La mayoría de las versiones caseras requieren el uso de harina y crémor tártaro; sin embargo, varias recetas no requieren de este último ingrediente. Utiliza los ingredientes que tengas en la cocina para crear tu propia plastilina casera para tus hijos.

Receta básica

Pon 4 cucharadas de aceite vegetal en un tazón. Mézclalo con colorante líquido para alimentos y revuelve la mezcla hasta que tenga el tono deseado. El color se aclarará cuando se mezclen los demás ingredientes.

Agrega 4 tazas de harina, 1 taza de sal y 1 1/2 tazas de agua.

Revuelve para combinar todos los ingredientes. Coloca la plastilina en bolsas con cremallera superior para evitar que se seque cuando no se utilice.

Receta de pan de jengibre

Pon 2 tazas de harina, 1 taza de sal y 1 cucharada de jengibre y de canela.

Revuelve para combinar.

Vierte 2 cucharadas de aceite vegetal y 1 taza de agua.

Revuelve todos los ingredientes hasta que estén suaves. Usa la plastilina como lo harías normalmente. Esta plastilina es comestible y tiene sabor.

Receta de bayas congeladas

Coloca 12 onzas (340,19 g) de bayas congeladas en una cacerola con 3 tazas de agua. Deja que hierva. Conforme hierva el agua, los pigmentos de las bayas la teñirán. El tipo de bayas que elijas determinará el color de la plastilina.

Vierte las bayas y el agua en un tamiz y recolecta el agua de color en un tazón grande. Deja las bayas y las semillas en el tamiz.

Pon 1 taza de sal y 2 tazas de harina en una cacerola mediana. Revuelve para combinar.

Vierte 2 tazas del agua de bayas de color y 2 cucharadas de aceite vegetal en la mezcla de harina. Revuelve para combinar. Continúa revolviendo por otros cuatro minutos sobre fuego medio, hasta que la mezcla forme una bola. Si la mezcla está muy seca, añade un poco del agua de bayas.

Coloca la plastilina sobre una superficie enharinada. Deja que se enfríe hasta que se pueda manejar. Amasa la mezcla con las manos hasta que quede suave y uniforme. Guarda la plastilina sin usar en un recipiente de plástico.

Consejos

.

Advertencias

.