¿Cuántos tipos de imanes existen?

Escrito por John Papiewski ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los imanes se presentan en muchas formas, tamaños y potencias diferentes. De acuerdo con las leyes físicas, cualquier carga eléctrica en movimiento producirá un campo magnético. Esto se aplica a los electrones de los átomos de hierro en un imán permanente o a la electricidad en el alambre que rodea un electroimán. Además de estos imanes comunes, el aluminio también posee propiedades magnéticas, y el agua y el oro generan un extraño tipo de magnetismo inverso.

Imanes permanentes

El cierre de tu botiquín de baño y los auriculares de tu reproductor de música portátil usan imanes permanentes. Cuando combinas ciertos metales, como el hierro y el níquel, y expones el material resultante a un campo magnético potente, adquiere su propio campo. Un imán permanente tiene polos norte y sur diferentes y se adhieren a superficies de hierro o acero. Un imán permanente, al igual que todos los imanes, muestra atracción y repulsión hacia otros imanes (ya que los polos similares se repelen y los opuestos se atraen). Bien cuidado, un imán permanente mantiene su potencia por muchos años, aunque el calor y los impactos fuertes lo debilitan.

Electroimanes

Si alguna vez has observado la grúa de un depósito de chatarra al levantar un auto, habrás visto un gran electroimán en acción. Un electroimán consiste en una bobina de alambre enroscada alrededor de un trozo de hierro. Si no hay una corriente eléctrica a través de él, el electroimán no muestra campo magnético. Cuando la corriente lo atraviesa, el imán produce un campo. Cuanto más grande sea la bobina, y cuanta más energía obtenga, mayor será la potencia del imán. Si reviertes el flujo de corriente a través del electroimán, sus polos también se revierten.

Materiales paramagnéticos

No puedes transformar una pieza de aluminio o de cobre en un imán permanente. Sólo el hierro, el níquel y algunos otros metales poseen esta capacidad. Estos producen, sin embargo, campos magnéticos débiles en la presencia de otros imanes. Los científicos llaman a esta propiedad paramagnetismo. Cuando eliminas el campo magnético, el campo alrededor de estos materiales débiles desaparece. Las plantas de reciclaje utilizan esta propiedad para separar las latas de aluminio del plástico y otros deshechos. Un fuerte electroimán envía las latas a un recipiente de recolección especial.

Materiales diamagnéticos

Algunos pocos materiales producen un campo magnético opuesto al ser colocados cerca de un imán. Ya que su polo norte enfrentará el polo norte del imán, los dos objetos se repelen entre sí. La fuerza producida por estos materiales diamagnéticos es muy débil, salvo que tengas un imán muy potente. Los científicos han hecho levitar gotas de agua, trozos de grafito y hasta pequeñas ranas a través de la repulsión diamagnética con algunos de los imanes más poderosos del mundo.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article