¿Cuáles son las tres características que comparten los delfines y las ballenas?

Escrito por Julia Drake ; última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Las ballenas, los delfines y las marsopas pertenecen al grupo de animales marinos llamados cetáceos. Los cetáceos no son peces, son mamíferos o criaturas de sangre caliente que respiran aire y dan a luz crías vivas. Debido a que los delfines y las ballenas pertenecen al mismo grupo científico, comparten ciertos rasgos físicos y de comportamiento. Tres características que estos animales tienen en común son los orificios nasales, las salidas a la superficie del agua y la ecolocación.

Antecedentes

Una manera de distinguir a los delfines y las ballenas es examinando su tamaño. En general, las ballenas son más grandes. Los cetáceos pueden variar en tamaño desde un pequeño delfín de 39 pulgadas (99 cm) de largo hasta una ballena azul, que mide 82 pies (24,9 m) de largo. Los cetáceos se dividen en dos categorías principales: las ballenas dentadas y ballenas barbadas. Las ballenas dentadas tienen un espiráculo y poseen dientes. Los delfines de mar y río, los cachalotes, las orcas y las belugas entran en la categoría de ballenas dentadas. Las ballenas barbadas tienen dos orificios nasales y placas peludas en vez de dientes. Los ejemplos de ballenas barbadas incluyen a la ballena jorobada y la ballena azul.

Espiráculos

Tanto los delfines como las ballenas tienen espiráculos. Un espiráculo es una abertura en la parte superior de la cabeza del mamífero. Los peces tienen branquias, que les ayudan a extraer el oxígeno del agua hacia sus cuerpos. Debido a que los delfines y las ballenas tienen pulmones y no branquias, deben subir a la superficie a intervalos regulares para expirar sacando el agua vieja y tomar aire fresco para sus pulmones a través de sus espiráculos. Según "The Oceans" de Ellen J. Prager y Sylvia A. Earle, en la evolución de los cetáceos, las fosas nasales externas se trasladaron desde la parte frontal de la cabeza hasta la parte superior y posterior del cráneo del animal para formar un espiráculo.

Salidas a la superficie

Tanto las ballenas como los delfines muestran el hábito de salir sobre la superficie. Esto se refiere al acto de saltar fuera del agua para luego aterrizar de nuevo en la superficie del océano salpicando. Los delfines pueden propulsarse a sí mismos hasta cierta altura fuera del agua y realizar giros, saltos o vueltas. Las ballenas jorobadas son conocidas por sus saltos sobre la superficie, y los delfines oscuros son conocidos por la altura de sus saltos y acrobacias. Las ballenas grandes pueden elevarse un poco fuera del agua y tirarse sobre sus vientres. Las ballenas y los delfines pueden darse la vuelta cerca de la superficie del agua y dar una palmada con la cola para salpicar agua.

La ecolocación

La ecolocación es la capacidad para medir la ubicación de un objeto, tal como una presa, por el tiempo que le toma a un eco para volver de ella. Los delfines y las ballenas tienen la capacidad de la ecolocación y emiten ondas de alta frecuencia de sonido. Los sonidos, que suenan como chasquidos rápidos, probablemente se originan en los tejidos de las fosas nasales de los animales. Los animales usan sus oídos para captar los ecos de sus sonidos después de que los sonidos rebotan en los objetos. Los delfines y las ballenas dentadas también parecen utilizar el sonido para la comunicación y la interacción social.

Referencias

  • "The Oceans"; Ellen J. Prager, et al.; 2000
  • "Whales and Dolphins"; Mark Carwardine; 2006

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article