Cómo convertirte en un hechicero real

Escrito por Samantha Hanly ; última actualización: February 01, 2018

Un hechicero real es un tipo de mago. Existen muchos tipos de magos profesionales, los magos exitosos han perfeccionado no sólo sus actos de magia, sino también sus personajes. Los magos perfeccionan la capacidad de distraer a la audiencia con sus bromas, y la capacidad de ocultar las cosas en sus manos, en sus mangas y, a veces, en las mangas de sus ayudantes. Convertirte en un hechicero "real" o profesional no es una decisión que debes tomar a la ligera. Ya sea que te metas de lleno en el mundo del entretenimiento profesional, u optes por perfeccionar tus habilidades mágicas simplemente para sorprender a tu familia y amigos, disfruta de convertirte en un hechicero real.

Desde el principio

Comstock/Comstock/Getty Images

Crea un personaje. Reúne lo que necesitas para tu personaje de hechicero real. Esto incluirá piezas de vestuario como un sombrero puntiagudo con lunas y estrellas bordadas, una larga capa oscura o túnica de mago y una varita mágica. Es posible que desees incluir elementos tales como una bola de cristal, un libro enorme y gafas. Tu personaje de hechicero real puede hablar de manera diferente de lo que tu lo haces, y puede tener peculiaridades de personalidad diferentes a las tuyas. Convertirte en un hechicero real se trata tanto de actuación, como de magia. ¡Los únicos límites son los de tu imaginación!

Comstock/Comstock/Getty Images

Invierte en libros de magia y juegos de trucos de magia. Comienza de poco con kits de bajo costo dirigidos a los niños. A medida que te sientas cómodo con tu propia capacidad para realizar bromas y trucos de manos, invierte en colecciones de mayor calidad. Lee libros de los grandes magos, como Houdini. Leer acerca de su carrera te dará una mejor idea de la clase de habilidades que debes desarrollar para convertirte en un hechicero real (ver Recursos más adelante).

John Rowley/Photodisc/Getty Images

Practica tus trucos favoritos en frente de tu familia y amigos. La importancia de esto no se puede exagerar. Cada vez que les muestres un truco, pídeles a tus confidentes más cercanos que te den su opinión y crítica constructiva. Practica frente a un espejo, también. Si puedes ver tu mismo que se te cae algo del bolsillo, también lo puede ver tu público.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Asiste a tantos espectáculos de magia como puedas. Si no puedes asistir en persona, mira películas e incluso programas de televisión que muestren magos profesionales. Mientras disfrutas del espectáculo, presta mucha atención a las técnicas que cada mago utiliza. Algunos distraerán a la audiencia con bromas y chistes, otros tendrán un asistente, y otros tendrán habilidades con las manos muy bien desarrolladas.

Digital Vision/Photodisc/Getty Images

De ser posible, habla con las personas que llevan a cabo espectáculos de magia. Dependiendo de donde vives, puedes tener la oportunidad de saludar a un mago después de su show. De ser posible, pregúntale cómo comenzó su carrera en la industria.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Programa un espectáculo de magia en tu barrio o ciudad. El nivel de comodidad al actuar delante del público te dirá mucho sobre si deseas continuar con la Sección 2. ¡No importa lo que decidas, asegúrate de divertirte con tus habilidades de hechicero real!

Conviértete en un mago profesional

John Rowley/Photodisc/Getty Images

Múdate a Nueva York, Los Ángeles, Florida o a cualquier lugar donde sepas que viven y trabajan artistas profesionales (incluyendo magos). Busca en clubes de comedia (si tu hechicero es divertido), micrófonos abiertos, agentes que actúan y cualquier oportunidad que puedas encontrar en el periódico y en las publicaciones comerciales de la industria en tu zona. Ponte en contacto con ellos por un espacio para actuar (ver Recursos más adelante).

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Actúa y audiciona diariamente, más de una vez por día si es posible. A mayor exposición, más probable es que finalmente encuentres un trabajo remunerado.

John Rowley/Photodisc/Getty Images

No te rindas fácilmente. Si audicionas treinta veces y obtienes una actuación, celebra. ¡Tienes un evento! Pero no dejes el trabajo diario, tienes que comer.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Diviértete. No importa lo duro que se ponga, disfruta de ser un mago de verdad. Si no te diviertes, entonces el público no lo pasará bien tampoco, y eso sellará tu destino de fracaso. Diviértete haciendo lo que te gusta hacer, ser un mago real.

Consejos

Diviértete en cada paso del camino. Ya sea que te conviertas en profesional o sigas con entretener a tu familia y amigos, es bueno. Disfruta.

Advertencias

Cualquier profesión de las artes escénicas es muy difícil de comenzar. Si la Sección dos suena imposible, es porque lo es. No la intentes.