Cómo construir tu propia centrífuga

Escrito por Phillip Chappell ; última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Una centrífuga hecha en casa puede ser fabricada con un lado de una batidora manual de huevos. Las centrífugas son usadas para separar la sangre y realizar diagnósticos. Después de propulsar la centrífuga casera por 10 minutos, el plasma se elevará hacia la parte superior del tubo de polietileno (PE) y las células se hundirán hasta el fondo. Las centrífugas manuales son una alternativa barata para las costosas centrífugas eléctricas, y se prevé que en 2011 mejoren los diagnósticos en los países del Tercer Mundo, de acuerdo a una investigación de la Universidad de Harvard.

Sección 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Con una pinza, retira una aleta de una batidora portátil de huevos de dos palas. Esto es necesario para que las aspas no se enreden con el tubo de polietileno.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Corta el tubo de polietileno del largo del líquido que quieres separar. Llena el tubo con el líquido usando una pera de caucho unida a un extremo para crear un vacío. Sella ambos extremos del tubo al colocar cada punta sobre la llama de una vela por 1 segundo, y luego cerrando los extremos fundidos usando pinzas.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Conecta el tubo lleno de líquido, con ambos extremos cerrados, de manera perpendicular a la aleta restante, usando un trozo de cinta adhesiva.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Haz girar el mango de la batidora de huevos a un ritmo veloz de forma confortable por 10 minutos. Sostén la batidora con un agarre suelto para reducir la fatiga.