Cómo hacer un compresa fría de gel en forma rápida

Escrito por LaurenKrotosky ; última actualización: February 01, 2018

Una compresa fría de gel rápida es un tipo de compresa que se puede almacenar en el congelador y volver a utilizarse y está diseñada para aliviar los dolores y las molestias causadas por lesiones y el dolor. Una compresa casera puede ser una alternativa más económica que una comprada en una tienda. Además, la versión casera utiliza algunos materiales y herramientas que es posible que ya tengas a mano, lo que significa un ahorro aún mayor.

Mezcla 3 tazas de agua y 1 taza de alcohol desinfectante en un tazón. Este último evitará que el agua se congele en un bloque sólido, formando en su lugar el gel frío

Vierte el agua en una bolsa plástica para sándwiches de un galón. Expulsa el exceso de aire en ella y sella la parte superior.

Coloca la bolsa llena de agua en una segunda bolsa para evitar que la compresa se rompa y por lo tanto se abra y gotee.

Coloca la compresa de gel en el congelador y deja que se congele.

Mantenla allí hasta que esté lista para usar. Cuando termines de usarla, colócala de vuelta en el congelador hasta que la necesites la próxima vez.