Cómo conservar un trébol de cuatro hojas en un marco

Escrito por Erin Watson-Price ; última actualización: February 01, 2018
None

Tienes suerte, pues has encontrado un trébol de cuatro hojas. Es algo en verdad muy extraño, por lo que deberías conservarlo como prueba de tu fortuna. El arte de prensar las flores y hojas empezó mucho antes de la invención del papel sin ácidos y los vidrios y selladores resistentes a los rayos UV. No obstante, con estos avances tecnológicos y algo de preparación, tu trébol permanecerá intacto y brillante durante muchas generaciones.

Dobla un papel de impresión por la mitad, pon el trébol dentro y coloca todo en el interior de un libro pesado.

Coloca otros tres libros pesados encima del que guarda el trébol y deja que se seque durante dos semanas.

Saca el trébol del libro y ponlo en un plato. Tómalo con cuidado; las hojas quedarán frágiles.

Pinta el trébol con algunas gotitas del colorante verde para comida y así resaltarás el color. Los tréboles suelen perder su color en poco tiempo; al cabo de unas semanas las hojas pasarán de ser verdes a verdes grisáceas.

Permite que el trébol se seque al aire durante la noche y luego repite los pasos 1 y 2 con un papel nuevo.

Desarma el marco que hayas elegido y limpia ambos lados del vidrio. Coloca el vidrio sobre un trapo limpio y déjalo secar al aire durante la noche. De aquí en más deberás manipular el vidrio con mucha delicadeza. No podrás volver a limpiar el interior del vidrio una vez que el trébol esté sellado.

Escoge un papel sin ácido para fijar el trébol.

Coloca el marco sin el vidrio mirando hacia abajo sobre el papel y traza su interior.

Corta el papel siguiendo las líneas. Así te asegurarás de que el papel encaje en el marco, pero sin tapar todo el vidrio. Si usas un salvamanteles sobre el papel, entonces puedes recortar el salvamanteles en lugar del papel con el mismo procedimiento.

Pon un poquito de pegamento sin ácido en el centro del trébol donde se unen las hojas y presiónalo suavemente sobre el papel. El pegamento es para asegurarse de que las hojas permanezcan intactas.

Rocía todo el papel con un sellador sin ácido y resistente a los rayos UV.

Coloca el papel sobre el salvamanteles y asegúralo en su lugar con una cinta adhesiva sin ácido. Olvida este paso si no has usado el salvamanteles.

Corta un trozo de papel reflectante (Mylar) del mismo tamaño que el papel o salvamanteles, tal como se explicó en los pasos 3 y 4.

Coloca el trébol en el centro del vidrio mirando hacia abajo, de manera que quede un margen parejo en todos los lados del papel o salvamanteles.

Pon el papel de aluminio encima.

Sella el trébol ya listo en el marco con cinta de aluminio. La cinta debería adherirse tanto al vidrio como al papel. Si confías en tus habilidades para doblar, puedes envolver el borde del vidrio con la cinta. Pero, ten en cuenta que si la cinta llegara a quedar despareja o si la doblas demasiado, se notará en la parte de adelante del vidrio y es muy difícil quitarla.

Arma el marco.

Consejos

Puedes usar papel de aluminio en lugar de papel reflectante (Mylar) si no lo consigues en la tienda de manualidades de la zona. Aunque tendrás que ser muy cuidadoso para evitar rasgarlo o romperlo. Si el trozo de aluminio no está intacto, entonces corta otro pedazo.

Sobre el autor

Transplanted Yankee Erin Watson-Price lives in Birmingham, Ala., and has been writing freelance articles since 1997. She worked as writer/co-editor for Coast to Coast Dachshund Rescue's newsletter, "The Long and the Short of It." In 2007 she obtained a certification as a copy editor. Watson-Price holds a Bachelor of Arts in creative writing from Southern Illinois University-Edwardsville.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article