Consejos para mejorar la comprensión y fluidez lectora en los grados de primaria

Escrito por Kathryn Rateliff Barr ; última actualización: February 01, 2018
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La fluidez en la lectura depende de la habilidad del estudiante para leer con exactitud un fragmento en voz alta, con rapidez, y con la expresión y entonación apropiada para el material. La comprensión implica comprender lo que se lee. Las dos habilidades están unidas y constituyen una tarea desafiante para el profesor de lectura de la escuela primaria. Los padres y tutores pueden seguir algunos consejos útiles y ayudar al estudiante que tiene dificultades con estas habilidades.

Leer en voz alta

Motiva al estudiante a que te lea. Utiliza libros acordes a su nivel actual de lectura. Señala pistas para ayudar al estudiante a decodificar el mensaje si vacila. Esto incluye deletrear las palabras, buscar pistas en el contexto, en las imágenes o historia y reconocer palabras memorizadas. Provee la palabra si no puede descifrarla y luego haz que vuelva a leer el fragmento e identifique correctamente la palabra. Ten paciencia con el estudiante y motívalo. Si el libro que eligió él o elegiste tú es muy difícil, cámbialo por un libro más fácil para mejorar la efectividad y confianza. Lee libros que se encuentren por encima de su nivel de comprensión como modelo para que sepa cómo debe leer el material.

Volver a contar la historia

Haz que el niño lea una historia o fragmento del texto y luego trasmita la información o vuelva a contar la historia con sus propias palabras para mejorar la fluidez y comprensión. Vuelve a leer secciones del material con él si es necesario. Realiza preguntas sobre partes importantes de la historia, como el nombre del personaje principal y lo que hace o piensa sobre la situación. Pide que dibuje los eventos o explique los pasos de un proceso. Puedes hacer que el estudiante haga un mapa de la historia o fragmento e identifique los personajes principales, eventos y acciones.

Lectura en pares

Forma pares de estudiantes con niveles de lectura similares y haz que lean juntos para que comprendan el texto y adquieran fluidez. Por ejemplo, asigna a cada uno un personaje en una obra de dos personas y haz que lean toda la obra y se alternen para leer las direcciones. Motiva a los estudiantes a que lean las lineas con sentimiento y de forma expresiva. Luego pide que escriban la obra como historia después de realizar la comprensión para así evaluarla, o haz que el estudiante lea con un lector más avanzado que lo pueda ayudar cuando tenga problemas.

Técnicas de memoria

Motiva al estudiante a emplear técnicas de memoria para mejorar la compresión y retención lectora. Pide que ilustre los eventos en su mente y relate la secuencia de una historia o narrativa. Relaciona los hechos para que pueda conectar el material nuevo a la información que ya sabe. Pide que subraye los hechos e ideas importantes en una copia del material y realice tarjetas con notas a las que pueda dirigirse luego. Recuérdale que vuelva a leer el material si tiene problemas para recordar los detalles.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article