Cómo confeccionar chaparreras y chalecos vaqueros

Escrito por Rebecca Boardman ; última actualización: February 01, 2018
Chaleco y chaparreras estilo vaquero.

El Viejo Oeste se ha convertido en un símbolo de los rasgos estadounidenses de tenacidad, determinación y libertad. Usar ropa de esta época es muy apreciado en muchas ciudades del oeste de los Estados Unidos, e incluso de todo el mundo. Al aprender a crear tu propio atuendo vaquero auténtico, aprenderás una habilidad que te dará una gran satisfacción e incluso podrá convertirse en un pasatiempo lucrativo que te dará un ingreso adicional. También te ahorrará miles de dólares en gastos.

Comienza midiendo el material que vas a necesitar.

Comienza midiendo el material que vas a necesitar. Para un conjunto con chaparreras, necesitas medir la cintura, el muslo, el tiro o entrepierna y la pantorrilla. Para el chaleco, necesitas medir el hombro, pecho y cintura. Usa una cinta métrica de sastre y registra estas medidas, ya sea en pulgadas o centímetros.

Elige y compra tu material.

Elige y compra tu material. Para un estilo viejo y auténtico, tendrás que adquirir cuero grueso, como cuero de toro. Si necesitas un material más rentable, la gamuza sintética es una buena opción porque es más barata y fácil de cuidar. También puedes usar lana o material pesado de lona o de algodón. Recuerda, la regla es que sea resistente.

Para las chaparreras necesitas medir la cintura y marcar las caderas, muslos y pantorrillas, así como la entrepierna.

Utilizando un punzón y un rotulador lavable, mide y marca los materiales que estás utilizando. Para las chaparreras necesitas medir la cintura y marcar las caderas, muslos y pantorrillas, así como la entrepierna. Usa un marcador, traza ligeramente el contorno del diseño de las chaparreras sobre el material. Asegúrate de incluir un recorte de entre el cinturón y los muslos, ya que es donde van los bolsillos de los pantalones vaqueros. Duplica el proceso para el chaleco, asegurándote de que quede un poco holgado para permitir actividad cuando lo lleves puesto. No quieres que te quede entallado.

Debes tener la seguridad de que las medidas son precisas.

Corta los materiales. Debes tener la seguridad de que las medidas son precisas y, por supuesto, antes de hacer ese primer corte ya debes haber revisado y comprobado que el diseño es el correcto. Una vez cortado, no hay vuelta atrás y puede ser muy costoso de reemplazar el cuero o la lana. Las chaparreras auténticas están hechas de una pieza de cuero y si se cosen de trozos no serán realmente duraderas. Los chalecos son más fáciles de reemplazar si te equivocas; pero, una vez que compres el material, comprobarás lo importante que es tener las medidas bien.

Cose las prendas utilizando una máquina de coser para trabajos pesados.

Cose las prendas utilizando una máquina de coser para trabajos pesados. Puedes dejar más espacio en las medidas y en el patrón para crear flecos. Si haces ésto, recuerda siempre coser el patrón primero y después cortar los flecos. El fleco debe ser uno de los últimos pasos.

Decora las prendas.

Decora las prendas. Ésto puede ser tan simple como añadir una botonadura de plata y flequillos, o tan complicado como añadir adornos que pueden cubrir cada centímetro del material, aunque la apariencia auténtica era sencilla. Estas prendas estaban destinadas a un uso rudo, por lo que su durabilidad y su verdadero atractivo provienen de su sencillez.

Consejos

Mide y vuelve a medir. No eches a perder tu proyecto al apresurarte o descuidarlo.

Advertencias

Toma todo el tiempo que sea necesario para hacer el trabajo a la primera vez. Evita comprar más cuero, si es posible.

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article