Cómo hacer cerámica de porcelana

Escrito por Contributor ; última actualización: February 01, 2018
La cerámica de porcelana se obtriene del calentamiento a altas temperaturas de materiales refinados tales como la arcilla.

Cómo hacer cerámica de porcelana. La cerámica de porcelana se obtiene del calentamiento a altas temperaturas de materiales refinados tales como la arcilla. Cuando se mezclan con agua, estos materiales forman un cuerpo de plástico al que se le puede dar la forma deseada antes de cocinarlo en un horno. Calentada a temperaturas de entre unos 1.200 y 1.400 grados Celsius, la porcelana es conocida por su dureza, resistencia y translucidez.

Elije la arcilla apropiada.

Compra arcilla para porcelana.

Compra arcilla para porcelana. Es generalmente de color blanco y se identifica por su capacidad para ser calentada en un horno de cerámica a temperaturas de 2.340 a 2.460 grados Fahrenheit (de 1.280 ºC a 1.350 ºC).

Comprueba la calidad de la arcilla.

Pide tocar la arcilla antes de comprarla. La arcilla sin cocer es bastante flexible y puedes probar su resistencia, durabilidad y grado de contracción.

Considera la posibilidad de arcilla primaria.

Considera la posibilidad de arcilla primaria. Es extremadamente pura, aunque no muy flexible, por lo que es mejor para los practicantes avanzados.

Indaga sobre los diferentes tipos de arcilla para porcelana.

Indaga sobre los diferentes tipos de arcilla para porcelana. La arcilla en gránulos es deseable y usada comúnmente para la porcelana, aunque tiene que combinarse con otros tipos de arcilla, ya que es demasiado flexible y fácil de romper cuando es pura.

Hacer cerámica de porcelana.

Selecciona cuidadosamente tu arcilla.

Selecciona cuidadosamente tu arcilla. Quítale todas las burbujas de aire golpeándola sobre una superficie plana.

Considera la posibilidad de practicar con otra forma más barata de arcilla primero.

Considera la posibilidad de practicar con otra forma más barata de arcilla primero. La que se utiliza para hacer porcelana es a menudo más cara, así que comete tus errores usando restos de arcilla para practicar.

Coloca el trozo de arcilla en el centro de la rueda de cerámica y moldea el montículo a la forma deseada.

Mójate las manos. Coloca el trozo de arcilla en el centro de la rueda de cerámica y moldea el montículo a la forma deseada.

Deja que la arcilla se seque.

Deja que la arcilla se seque. Por lo general, la arcilla puede ser calentada ligeramente para ayudar con el proceso de secado.

Aplica el esmalte.

Aplica el esmalte. Dispérsalo uniformemente por toda la arcilla.

Deja que se termine de secar y enciende el horno.

Pon la cerámica a un lado. Deja que se termine de secar y enciende el horno.

Hornea la cerámica.

Hornea la cerámica. Una vez hecho esto, deja que se enfríe en el interior en lugar de sacarla abruptamente.

Decora la cerámica de porcelana.

¡Decora! La cerámica de porcelana a menudo se decorada con esmaltes o pastas, y se colorea con óxidos metálicos.

Vende tus artículos de porcelana.

¡Véndela! La cerámica de porcelana es hermosa y siempre tiene mucha demanda. Puedes vender tus mercancías en una feria artesanal o incluso en Internet.

Consejos

La porcelana es un tipo específico de material cerámico. El ingrediente necesario que la identifica de otros tipos de productos cerámicos es el caolín, un mineral de origen natural.

Advertencias

La porcelana no es para principiantes debido a la baja plasticidad de las arcillas utilizadas para su fabricación. El alfarero debe tener la experiencia suficiente como para manejar la rueda combinada con arcilla inestable que gira a altas velocidades.

Sobre el autor

This article was created by a professional writer and edited by experienced copy editors, both qualified members of the Demand Media Studios community. All articles go through an editorial process that includes subject matter guidelines, plagiarism review, fact-checking, and other steps in an effort to provide reliable information.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article