Cómo hacer yeso casero para moldear la mano de un bebé

Escrito por R.J. Bowman ; última actualización: February 01, 2018
¡Preserva ese hermoso pie de bebé para siempre!

¿Quién no ama las manos y los pies de un bebé? Si deseas conservar los pequeños dedos de los pies y de las manos de tu bebé, utiliza este simple yeso casero. Con ingredientes que ya tienes en tu hogar, puedes guardar esos dedos preciosos para toda la vida.

Hierve 2,5 tazas de agua. Agrega sal, y revuelve hasta disolver.

Mide 4 tazas de harina en un recipiente grande mientras el agua esté hirviendo. Cuando la mezcla de agua salada esté lista, viértela sobre la harina.

Mezcla la harina y el agua para crear tu yeso de fabricación casera. Una vez que la mezcla de yeso se enfríe lo suficiente, amásala de la misma manera que lo harías para hacer masa de pan hasta obtener una pasta suave.

Dale forma de círculo, cuadrado o corazón a tu yeso casero. Puedes usar un molde de pasteles para ayudarte a conseguir la forma que deseas. Una vez que tengas una porción de yeso bien formada y suave, puedes colocar la mano o el pie del bebé directamente en el yeso para imprimir su marca.

Hornea la impresión de la mano o pie de tu bebé en el yeso durante aproximadamente tres horas a 225 grados F (107 grados C). Hornea el yeso sobre una bandeja de horno cubierta por una capa de papel de aluminio para obtener mejores resultados.

Pinta tu impresión en yeso de la forma que desees. Cuando la pintura esté seca, rocíala con un sellador acrílico para preservar y proteger tu pieza durante los próximos años.

Consejos

Si tienes niños mayores, deja que utilicen algo del yeso casero para que hagan lo que quieran. Este proyecto puede ser una actividad familiar.

Advertencias

Ten cuidado de no quemarte cuando viertas el agua hirviendo sobre la harina. Asegúrate de que el yeso esté completamente frío antes de imprimir la mano o el pie del bebé.

Sobre el autor

R.J. Bowman has a Bachelor's degree in accounting with a minor in English from Pensacola Christian College. After college, she taught English to seventh graders until becoming a mom. At that time, she found freelance writing to be a great way to keep her writing skills sharp.

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article