Cómo viajar con un traje de vestir en la mano

Escrito por Ieva M. Augstums ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Cuando se trata de la ropa de negocios, los trajes son el atuendo principal de cualquier guardarropas, y los viajeros frecuentes saben que empacar un traje puede ser complicado. Muchos hombres y mujeres de negocios viajan sólo por un día, y debido a las restricciones de tiempo, es más fácil llevar un equipaje de mano, incluyendo trajes, que pasar por la revisión de equipaje.

Póntelo. Si eliges viajar vestido con el traje, quítate el saco antes de abordar. Camino hacia la cabina, pídele a la azafata si puedes colgar tu saco en el clóset de almacenamiento. Por lo general, este clóset está reservado para pasajeros de la clase "business" o de primera clase, pero vale la pena preguntar. Si no está disponible, da vuelta el saco, dóblalo con cuidado y colócalo en el compartimiento de equipaje que se encuentra sobre los asientos o sobre tu falda. Cuando el avión aterriza, desdobla la prenda.

Cambia la clase. En el mostrador, pregunta si puedes usar asientos de la clase "business" o primera clase. Las personas de estas clases pueden usar un clóset de almacenamiento que se ubica en la cabina del avión. Si estás usando el traje, quítate el saco y pide que te lo cuelguen.

Usa una funda. Éstas ayudan a evitar que la prenda se arrugue al empacarlas, Usa una percha para el saco del traje, los pantalones o pollera. Si es necesario doblar el traje en la funda, estira la prenda y asegúrate de que el dobléz sea delicado y no muy apretado. Si no puedes colgar la funda, guárdala en el compartimiento de equipaje que se encuentra sobre los asientos.

Dobla la prenda con cuidado. Si incluyes a tu traje en el equipaje de mano, asegúrate de que el traje es lo último que debes agarrar. Cuanto menos tiempo esté doblado, mejor. Cuando estés listo para empacarlo, cuelga los pantalones o la pollera en una percha. Luego, cuelga el saco en la misma percha y colócala en tu equipaje de mano. Para que quepa, coloca un lado del saco sobre el otro lado y dóblala cuidadosamente, si es necesario. Al igual que cuando usas una funda, estira bien la prenda, doblándola con mucho cuidado.

Desempaca. Cuando llegas a destino, desempaca tu traje. Si está muy arrugado, puedes llevarlo a algún lugar para que lo planchen con vapor. Sino, cuélgalo, que eso hará que las pequeñas arrugas desaparezcan solas. Querrás colgar el traje en el baño, hacer correr el agua de la ducha bien caliente, y cerrar el baño para que el vapor quite las arrugas que tenga. También puedes usar una plancha caliente para planchar el traje.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article