¿Qué significa un promedio de calificaciones (GPA) de 2.4?

Escrito por Hannah Wahlig ; última actualización: February 01, 2018
Los promedios aparecen indicados en las boletas y expedientes del estudiante.

Un promedio académico, o GPA, es una medida cuantitativa utilizada para evaluar el rendimiento académico del estudiante. La mayoría de instituciones públicas y privadas calculan promedios en una escala numérica con un límite superior de 4.0. Para entender el significado de un promedio de 2.4, primero debes entender cómo se calcula y utiliza un GPA para evaluar el avance.

Entender el cálculo de los promedios

Las calificaciones con letra corresponden a, tanto una puntuación percentil que se calcula sobre 100 y un equivalente numérico que se representa en una escala que oscila entre 0,0 y 4.0. Las calificaciones representadas por la letra A corresponden a una puntuación percentil de 90 a 100. La mayoría de las instituciones académicas calculan que una puntuación percentil de 95 a 100 se corresponde con el equivalente numérico de 4.0. Una puntuación percentil de 94 corresponde a un 3,9, 93 corresponde a un 3.8 y así sucesivamente hasta un puntaje de 65, que normalmente corresponde a un 0.0, aunque algunas escuelas hacen ajustes menores de modo que un 60 corresponda a un 0.0. Un GPA es un promedio cuantitativo de tus puntuaciones numéricas totales correspondientes a un semestre, año académico o todo el programa académico.

Conversión de calificaciones

Un promedio de 2.4 se corresponde con una calificación de la letra C o C+. La mayoría de los cálculos académicos determina que un promedio de 2.4 corresponde a una puntuación percentil de 79. Un 2.4 puede indicar que la mayoría de tus notas de percentil están representadas en el rango de entre 75 y 84, pero también puede indicar que usted tiene grados que incluyen varias puntuaciones altas en el rango de 80, así como varias puntuaciones bajas en el de 60. Un GPA de 2.4 indica que, cuando la suma de sus puntuaciones se promedia, la puntuación media es un 79, o C+.

Avance según los estándares

Tanto calificaciones como GPA son indicadores del avance del estudiante. En términos generales, las calificaciones con letras A, B, C, D y F se tratan como una curva de campana para que los estudiantes que reciben As y Fs sean una minoría y los estudiantes que reciben C, la mayoría. Mediante este sistema, un promedio de 2.4 sería considerado como un GPA promedio o ligeramente por encima del promedio. Sin embargo, la mayoría de las instituciones educativas públicas y privadas utilizan programas de calificaciones basadas en estándares. En un sistema basado en estándares, los estudiantes deben cumplir con un estándar más alto de competencia para lograr avanzar. Estos sistemas de puntajes suelen afirman que un estudiante ha cumplido las normas de competencia con un puntaje de percentil de 80 o un GPA de 2.5, y, por lo tanto, un 2.4 sólo calificaría como "cercano al desempeño estándar".

Implicación académica

Un GPA de 2.4, en la mayoría de las preparatorias públicas y privadas, basta para que un estudiante se gradúe. Oficiales de admisión en las universidades también consideran el GPA del solicitante en la toma de decisiones de admisión. Un GPA de 2.4 normalmente no se considera lo suficientemente alto para la mayoría de las facultades selectivas y altamente selectivas del país, que tienden a buscar promedios de al menos 3,5. Un 2.4 es un GPA aceptable para una amplia gama de universidades públicas, especialmente a la luz de circunstancias atenuantes o materiales de aplicación suplementarios. En la educación superior, los estudiantes a menudo están obligados a fijarse una meta de GPA dentro de su carrera o programa además de su GPA global. Aunque un 2.4 no es considerado como un GPA digno de suspensión académica en la mayoría de los colegios y universidades, los programas de estudios rigurosos de las carreras como derecho o medicina puede exigir que un estudiante mantenga un promedio por encima de 2.5 o incluso 3.0 dependiendo de la selectividad y el rigor académico de la institución.

Referencias

  • "What It Really Takes to Get Into the Ivy League"; Chuck Hughes; 2003 ("Lo que realmente se necesita para entrar a las mejores universidades", Chuck Hughes; 2003)
  • "Admission Matters: What Students and Parents Need to Know About Getting into College"; Sally Springer, Jon Reider and Marion Franck; 2009 ("Asuntos de admissión: Lo que los estudiantes y los padres necesitan saber acerca de entrar a la universidad"; Sally Springer, Jon Reider y Marion Franck; 2009)
  • "Formative Assessment and Standards-Based Grading: Classroom Strategies That Work"; Robert J. Marzano; 2009 ("Evaluación formativa y calificaciones en base a estándares: estrategias del salón de clases que sí funcionan"; Robert J. Marzano; 2009)
  • Princeton Review: GPA Conversion Chart (Princeton Review: Tabla de conversión del GPA)

Sobre el autor

Hannah Wahlig began writing and editing professionally in 2001. Her experience includes copy for newspapers, journals and magazines, as well as book editing. She is also a certified lactation counselor. She holds a Bachelor of Arts in English from Mount Holyoke College, and Master's degrees in education and community psychology from the University of Massachusetts.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article