Cómo hacer rocas falsas, cuevas y cantos rodados

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: February 19, 2019

Imagínate cargando una pesada roca en la cajuela del auto rumbo a la escuela o para apilarlas en tu jardín.

De acuerdo con hunker.com los cantos rodados de buen tamaño son especiales para darle rusticidad e interés al ambiente del jardín o el patio, sin embargo, tienen la desventaja de ser muy pesados y difíciles de transportar.

Ya sea para cubrir una antiestética tubería o drenaje, para dar un toque de creatividad en las columnas o porque nuestros niños requieren de una escenografía o un proyecto escolar, siempre habrán variados motivos para hacer rocas y cuevas falsas o cantos rodados.

Lograr que las piedras, cuevas y cantos rodados falsos tengan un aspecto realista ocupa cierto toque de creatividad y habilidad artística.

Las rocas, cuevas y cantos rodados falsos pueden ser utilizados para proyectos de arte, tareas escolares, decorados de jardín o teatro.

Ya sea porque los niños te pusieron a correr con su obra escolar o porque quieres darle ese toque diferente al patio aquí ofrecemos dos formas para hacer rocas falsas, cuevas y cantos rodados.

Te puede interesar: ¿Cómo hacer tus propias rocas y cuevas de cerámica para tu acuario?

¿Cómo hacer rocas falsas para el patio?

Por cuestión de paisajismo y por el hecho de que las rocas reales son difíciles de transportar es muy común confeccionar rocas y cantos rodados falsos para el patio.

eHow.com nos comparte una forma sencilla de hacer una roca falsa bajo la técnica denominada “hypertufa”. Si lo hacemos bien el resultado será una roca falsa de buen tamaño muy similar a la toba volcánica, muy ligera y que puede resistir muy bien la intemperie.

Necesitarás:

  • Una caja y mucho papel periódico
  • Anime para dar formas curvas
  • Malla metálica tipo cerca de gallinero con orificios de 1 pulgada
  • Arena y cemento Portland o mezcla preparada
  • Espátula para cemento.  

Los pasos:

Toma una caja de cartón y comprímela para crear una base que dará forma a la piedra, también puedes usar goma espuma, anime o una buena cantidad de papel periódico.

Con la ayuda de un poco de pegamento adhiere papel periódico, anime o cartón corrugado a las esquinas de la caja o contornos de difícil maniobra. Deja un tiempo para que las uniones sequen.

Procura que la bola de material que añadas a la base sea densa o sólida, quizás tengas que retirar material de un lado y pegarlo en otro para darle la forma deseada a la roca.

Cuando ya tengas algo semejante a la forma que esperas, toma el alambre para gallinero y envuelve la bola de material adherido. Puedes usar malla de gallinero de una pulgada o menor (malla pajarera).

Usa una pinza para apretar el alambre de gallinero en la base de la roca, es posible que requieras alambre común para sujetar mejor la malla.

Prepara la mezcla de mortero a razón de tres partes de arena y una de cemento, si tienes al alcance agrega una parte de turba y omite una de arena, lo que dará un aspecto más real.

Vierte cuidadosamente agua a la mezcla hasta que tengas una consistencia pastosa uniforme, cuidado de que la mezcla no quede muy aguada.

Agrega la mezcla preparada sobre la malla con apoyo de una espátula para cemento.

Puedes envolver tu mano en una bolsa plástica y procurar darle contorno a la roca y luego empujar suavemente la mezcla con una piedra de verdad para darle aspecto realista.

Deja secar por al menos unos cuantos días, no expongas la roca al sol directo pues puede agrietarse, rocíala de vez en cuando para que cierre completamente.

Pule la piedra con la ayuda de un cepillo de cerda gruesa dándole así mayor uniformidad. Pinta la piedra con un tono que asemeje lo más natural posible.

Te puede interesar: ¿Cómo pulir rocas en casa?

¿Cómo hacer cuevas y piedras falsas?

Podemos hacer pequeñas piedras y cuevas falsas con la ayuda de globos, harina y papel periódico al buen estilo del papel maché.

El tamaño del producto final está limitado por la dimensión de los globos que puedas encontrar aunque esta técnica puede servir para semejar cuevas y piedras pequeñas.

Comienza con una taza de harina, y poco a poco agrega el agua tibia hasta que la mezcla tenga la consistencia pastosa de pegamento común.

Si está a tu alcance es muy aconsejable que agregas un chorrito de formaldehido a la mezcla de harina para evitar la formación de hongos y el posible mal olor.

Corta papel periódicos en tiras de no menos de una pulgada y media o 4 centímetros de largo.

Infla los globos del tamaño más o menos deseado para tus rocas, cuevas o cantos rodados.

Sumerge las tiras de periódicos en la mezcla de la pasta durante 5 segundos.

Ve aplicando las tiras de papel macerado en los globos para modelar la forma deseada, recuerda que deben estar bien empapadas en la mezcla de harina.

Deja que se seque por un buen tiempo. Cuando ya veas el maché bien seco puedes buscar desinflar los globos.

Pinta tus rocas, cuevas y cantos rodados de los colores que te gusten para que se vean realistas.

Tal vez te interese: Consejos para pulir rocas