Cómo quitar la pintura de una silla de madera

Escrito por Cheryl Torrie ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages /Polka Dot/Getty Images

Quitar la pintura de una silla de madera tú mismo no es tan fácil como encargarlo a un servicio profesional de remoción de pintura. Es un trabajo difícil de hacer en casa, pero es posible con las herramientas adecuadas y un poco de esfuerzo. Eliminar la pintura de las curvas y vueltas de tu silla, las articulaciones de madera y cabezales, te da la oportunidad de exponer la belleza natural de la madera. Por eso vale la pena el tiempo y esfuerzo que se pone en este proyecto. Un viaje a la ferretería y un lugar con sombra en el patio trasero es todo lo que necesitas para quitar la pintura de una silla de madera.

Coloca una lona en el suelo en una zona de sombra en tu jardín para protegerte y para aumentar el confort si trabajas el sol.

Coloca la silla sobre la lona y aplica el decapante en toda la superficie con una brocha. Aplícalo sumergiendo la brocha generosamente en el producto y pasándolo lentamente sobre la superficie desde el centro. Procura que la capa no sea delgada. Para conseguir llegar a las zonas de recovecos y tallas usa el cepillo de dientes. Tiene menos superficie y así entrará en las zonas pequeñas más fácilmente.

Envuelve las patas de la silla, las crucetas, los soportes del brazo, los brazos y el respaldo con papel de aluminio. No quieres que el papel de aluminio quite el decapante. El papel es para evitar que el decapante se evapore mientras trabaja en la disolución de la pintura.

Deja el decapante aplicado en la silla el tiempo que indiquen las instrucciones.

Retira el envoltorio de aluminio y elimina la pintura que haya sido disuelta por el decapante con un cúter. Para pernos o juntas a las que puedas llegar con el cúter, usa un cepillo de alambre o un cepillo de dientes viejo para eliminar la pintura.

Si queda pintura en la silla, aplica una segunda capa de decapante y lija cualquier resto con un papel de lija de grano grueso.

Consejos

Usa guantes y ropa vieja. El decapante es caústico. Antes de terminar tu silla de madera, líjala con un papel de grano fino. Evita poner demasiado decapante en las juntas encoladas. Dañará la cola.

Advertencias

Sólo usa decapante en el exterior.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages /Polka Dot/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article