El punto de fusión y de ebullición del flúor

Escrito por David Chandler ; última actualización: February 01, 2018
El flúor tiene un número atómico 9 y es el primero de los halógenos en la tabla periódica.

El más ligero de los elementos halógenos, el flúor, es un gas a temperatura ambiente con un punto de ebullición de 85,03 grados Kelvin, o menos 306,62 grados (-152,5 grados centígrados), y un punto de fusión de 53,53 grados Kelvin, o menos 363.32 grados (-184 grados centígrados). El flúor existe como una molécula diatómica tóxica en su estado más puro. Como el elemento más electronegativo, el flúor puede formar un gran número de compuestos con otros elementos e incluso ha sido hecho para reaccionar con los gases nobles como el criptón, xenón y radón.

Descubrimiento

A pesar de ser relativamente abundante en la corteza terrestre, el flúor fue aislado por el químico francés Henri Moissan en 1886 mediante un proceso electrolítico. Moissan fue galardonado con el Premio Nobel en 1906 por su esfuerzo, pero había sufrido efectos de una intoxicación por el flúor, la cual puede haber contribuido a su muerte al año siguiente de su premio. Los peligros de trabajar con el flúor están ilustrados por un número de intoxicaciones, explosiones e incluso muertes sufridas por los primeros químicos que intentaron aislarlo.

Halógenos

El flúor es un metaloide que se encuentra en la parte superior del grupo 17 de la tabla periódica, el grupo con frecuencia referido como los halógenos. Los halógenos, o "formadores de sal", son ampliamente conocidos por la formación de sales y a menudo se encuentran naturalmente en esta forma. El fluoruro de calcio, por ejemplo, es conocido por los minerólogos como fluorita. Los halógenos, como grupo, son altamente reactivos con una amplia gama de sustancias con el flúor como el más reactivo de estos elementos. De hecho, en los primeros intentos de purificar el flúor tuvieron dificultades en encontrar simplemente un recipiente adecuado ya que el flúor graba el vidrio y reacciona con el paladio y el oro.

Compuestos de gases nobles

La versatilidad del flúor para formar compuestos con un gran número de elementos permite un enorme número de compuestos de flúor. Incluso los gases nobles, los cuales en un momento se llamaban gases inertes ya que se consideraba que no reaccionaban con la mayoría de los elementos, han sido capaces de formar compuestos con el flúor en condiciones adecuadas. Por ejemplo, el xenón se ha utilizado para forma difluoruro de xenon ( XeF2), tetrafluoruro de xenón (XeF4) y hexafluoruro de Xenón (XeF6).

Usos

Aunque el flúor se aisló a finales del siglo XIX, hubo poca utilidad para el elemento hasta el desarrollo de la energía nuclear, donde encuentra una importancia en la formación de hexafluoruro de uranio como parte del proceso de refinado del uranio. Los compuestos de flúor, conocido como fluorocarbonos, encontraron prevalencia en las latas de aerosol y el aire acondicionado hasta que las preocupaciones por los daños ambientales llevaron a su desuso. Hoy en día, el flúor es comúnmente encontrado en el cuidado dental ya que algunos municipios agregan niveles extremadamente bajos de flúor a los suministros de agua y es utilizado en la pasta dental.

Sobre el autor

David Chandler has been a freelance writer since 2006 whose work has appeared in various print and online publications. A former reconnaissance Marine, he is an active hiker, diver, kayaker, sailor and angler. He has traveled extensively and holds a bachelor's degree from the University of South Florida where he was educated in international studies and microbiology.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article