Cómo pulir un cuerno de vaca

Escrito por Larry Parr ; última actualización: February 01, 2018
David De Lossy/Photodisc/Getty Images

Los cuernos de vaca han sido pulidos y decorados tanto por la clase alta como por la baja, al menos durante diez siglos, pese a que se deterioran con el tiempo, y por lo tanto son raros los ejemplares que daten de más de unos pocos siglos atrás. En la actualidad, si eres dueño de un rancho o conoces a alguien que tenga acceso a cuernos de vaca, sabrás que es relativamente fácil pulir un cuerno hasta alcanzar una belleza reluciente.

Llena una olla hasta la mitad con agua y pon el cuerno de vaca dentro de la misma. Lleva el agua a punto de hervor y hierve el cuerno durante 10 minutos. Tira el líquido y retira el cuerno con una toalla para no quemarte los dedos.

Usa una lima para eliminar cualquier aspereza notoria en el cuerno mientras aún esté caliente y blando.

Use una lima y papel de lija de grano 60 para limpiar el interior del cuerno. Puedes limarlo en forma circular. Utiliza una máscara respiratoria por el resto del tiempo que estés trabajando con tu cuerno. El polvo que se desprende durante el pulido es peligroso para los pulmones.

Pon una hoja de papel de lija de 60 granos sobre una superficie plana y mantén el extremo ancho del cuerno a un ángulo de 90 grados con respecto al papel. Frota el extremo ancho con el papel de lija varias veces hasta que quede suave y liso.

Lija la cara externa del cuerno con tu papel de lija de grano 60 en el sentido del grano, es decir, desde el extremo ancho hacia la punta. Ten cuidado de no lijar en cualquier dirección.

Continúa lijando con papel de grano 100. Emplea menos fuerza a medida que se comienza a suavizar el cuerno, siempre en el sentido del grano.

Continúa lijando con papel de grano 220, ahora con más suavidad y siempre en el sentido del grano. El cuerno ya debería lucir muy liso y brillante.

Pule el cuerno con tu lana de acero de grado 0000 hasta que salga más brillo.

Pule el cuerno con una cera para vehículos de buena calidad, con cuidado de no empujar el cuerno tan fuerte que se rompa su cubierta. Pásale un paño seco y limpio y ya está listo.

Consejos

Siempre ten cuidado de no lijar ninguna sección de tu cuerno en cualquier dirección. Sé cauteloso y líjalo suavemente siempre que sea posible.

Advertencias

No aspires el polvo liberado durante el proceso de lijado. Limpia el polvo con un paño húmedo y enjuágalo en el fregadero.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • David De Lossy/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article