¿Cómo se talla el jade?

Escrito por HeatherG ; última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

El jade es una gema preciosa que ha existido durante miles de años. Existen dos tipos de jade: nefrita y jadeíta. La nefrita es más dura que el acero, mientras que la jadeíta es mucho más dura y más rara. A menudo se decribe como tallada, pero el jade es muy dura como para tallarla con un cuchillo. Hay herramientas especiales que les dan diferentes formas. En la antigüedad, los artesanos usaban instrumentos de hueso, bambú y piedra para tallar el jade. Ésto pasó de moda cuando materiales alternativos, como el bronce y el hierro, aparecieron para darle este uso. Las estatuillas, floreros, tabaqueras y joyería con diseños trabajados son objetos ideales para los diseños con jade.

Cortar el jade

Coloca la gema en una bandeja sobre una superficie plana.

Llena la bandeja con agua hasta que el jade esté cubierto en su totalidad.

Usa lentes de seguridad antes de comenzar.

Corta por los bordes, usando la rueda para cortar diamantes.

Agrega una broca de forma cilíndrica a la mini moledora. Ésto le dará al jade una forma y algunos detalles.

Sumerge la broca en el agua. A baja velocidad, quita el resto del jade desparejo de los bordes.

Cambia la broca por una más pequeña o fina para trabajar en los detalles del diseño.

Detente y observa la profundidad y el ángulo del jade regularmente mientras va apareciendo la forma deseada.

Suavizando y puliendo

Frota el jade con un poco de aceite de oliva para ver las imperfecciones de la superficie.

Frota el jade con una selección de papel de lija de grado entre 200 y 1200. Ésto quitará y suavizará las imperfecciones. Moja el papel de lija y mantenlo mojado ya que la fricción calienta la piedra.

Realiza un pulido pasando un retazo de cuero o discos de papel que viene en el set de accesorios de la moledora. Si no los tienes, usa un trozo de papel de lija de grado 1200 para que el jade luzca brillante.

Lava el jade con agua limpia y con detergente. Sécalo con una tela suave y limpia y pule hasta que brille.

Consejos

Se requiere mucha paciencia al trabajar con jade para que adquiera el efecto correcto. Sólo compra jade a comerciantes con buena reputación. Nunca presiones muy fuerte con la moledora. La presión siempre debe ser suave, Si la broca se resbala, trata de cubrir el área con un trozo de cinta adhesiva o cinta de enmascarar para que se mantenga presionada y tener una mejor superficie para trabajar. Pule el jade terminado con un trozo de cuero o con un disco de cuero del conjunto de accesorios. Cambia el agua de la bandeja en cuanto luzca turbia o con el polvillo del jade.

Advertencias

Trabaja con suavidad y lentamente en la superficie del jade, con seguridad para evitar errores costosos. El jade puede alcanzar altas temperaturas cuando la superficie tiene mucha fricción. Pueden aparecer grietas, arruinando el efecto del terminado. Si estás en duda con respecto a un trozo de jade, haz que lo examine un gemólogo, quien sabrá si éste es genuino.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article