Proyectos de ciencia acerca de lustrar una moneda de un centavo de dólar

Escrito por Miska Rynsburger ; última actualización: February 01, 2018
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Las monedas de un centavo de dólar están hechas de átomos de cobre. Estos átomos tienen un brillo marrón hasta que se combinan con las moléculas de oxígeno, creando el óxido de cobre que tiene un aspecto marrón y sucio. EL óxido de cobre se disuelve en ácidos, resultando en una moneda limpia y brillante nuevamente. Enseña a los estudiantes, a través de experimentos simples, a exponer una moneda oxidada a un ácido débil y comparar los resultados.

Jugo de limón

NA/Photos.com/Getty Images

El jugo de limón es un ácido débil natural. Coloca una pequeña cantidad de jugo de limón en una taza de papel. Sumerge una moneda de un centavo de dólar oxidada en el jugo. Observa cómo el ácido se combina para remover el óxido de cobre. La moneda que lucía sucia y opaca parecerá brillante y como nueva.

Jugo de limón vs. bebida cola

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Algunos trucos caseros usan el ácido de las bebidas cola para destapar cañerías y limpiar superficies. Compara la acidez de una bebida cola y del jugo de limón mediante su capacidad de limpiar una moneda de un centavo de dólar. Llena un bol con jugo de limón y otro con una bebida cola. Coloca una moneda oxidada en cada bol. Deja asentar por 10 minutos. Quita la moneda y compara qué ácido fue capaz de limpiar más profundamente la moneda.

Sal y vinagre

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Observa qué tan bien afectan la sal y el vinagre al óxido de cobre depositado sobre una moneda. Mezcla 1/4 de taza de vinagre en un bol con una cucharada de sal. Sumerge 40 monedas oxidadas en la mezcla. Luego de dejarlas en remojo por 10 minutos, retíralas. Enjuaga 20 monedas con agua y colócalas sobre una toalla de papel. Deja las otras 20 sin enjuagar sobre una toalla de papel. Luego de una hora observa las monedas sin enjuagar. Las monedas estarán cubiertas de una capa color azul-verdoso. Luego de que la mezcla de vinagre y sal removiera el óxido de cobre, las monedas fueron dejadas al aire libre, a merced del oxígeno del aire, y al combinarse con el cloro de la sal, se creó malaquita. Estas monedas ahora están cubiertas de malaquita de color azul-verdoso.

Pepinillos, naranja y limón

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Los pepinillos en vinagre, las naranjas y los limones son todos alimentos naturalmente ácidos. usa un cuchillo para hacer un corte en cada uno de ellos. Desliza una moneda oxidada en cada uno, manteniendo la mitad dentro y la mitad fuera. Deja la moneda en esta posición por diez minutos. Luego retira las monedas y compara los efectos del vinagre del pepinillo, el jugo del limón y el jugo de naranja. En general el pepinillo limpiará mejor la moneda, pero ésto depende de la cantidad de vinagre que contenga.