Cómo hacer tu propio animal de peluche en casa

Escrito por Regina Paul ; última actualización: February 01, 2018
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Los animales de peluche no son sólo para niños, contrario a lo que piensan algunos. También pueden ser utilizados como acentos decorativos lindos en tu casa. Aún mejor, no hace falta que compres animales rellenos, puedes hacerlos tú mismo de manera relativamente simple en la comodidad de tu hogar. Así que ya sea que quieras darle un maravilloso regalo a un niño o si quieres revivir tu propia niñez teniendo amigos de peluche alrededor, hacer tus propios animales de peluche puede ser muy satisfactorio. Sigue estos pasos para aprender a hacer un conejo de peluche.

Dibuja la forma general de tu dibujo en una pieza de cartulina. Puede ser de cualquier tamaño que desees y no hace falta que sea perfecto, solo la forma general será suficiente.

Corta la forma de conejo de la cartulina. Ponla sobre otra forma de cartulina y dibuja el contorno, dejando alrededor de un cuarto de pulgada (60 mm) todo alrededor. Esto te dará un recorte más grande de tu forma de conejo.

Corta la segunda forma de conejo, colócala sobre un retazo de tela de algodón y utilízala como plantilla para recortar la forma de conejo en la tela. Este será el frente de tu conejo de peluche.

Voltea la plantilla de la forma de conejo en la cartulina y colócala sobre el retazo de fieltro. Recorta el patrón en la tela de fieltro. Debes voltearlo para poder coser los lados externos juntos más tarde.

Coloca ambas piezas con el lado externo hacia adentro juntas y engánchalas con alfileres dejando un agujero de entre 3 y 4 pulgadas (7,5 y 10 cm) para agregar el relleno una vez que las hayas cosido.

Cose las dos piezas de tu conejo juntas dejando alrededor de un cuarto de pulgada (60 mm) alrededor de los bordes, y un agujero de entre 3 y 4 pulgadas (7,5 y 10 cm).

Voltea el conejo de adentro hacia afuera de manera que el lado externo del estampado y el fieltro queden hacia afuera.

Agrega el relleno por el agujero que dejaste abierto hasta que tu conejo esté completamente relleno. Cose a mano el agujero para cerrarlo.

Cose una bola de peluche en la parte trasera del conejo de peluche para su cola y otra en su cara donde debe ir la nariz. Luego cose un botón en donde debe ir el ojo en el lado de algodón. Solo necesitarás uno, ya que este conejo tiene un lado trasero y un lado frontal, y por ende no necesitarás un ojo en la parte trasera de la cabeza. Ahora tienes un lindo y adorable conejo de peluche.

Consejos

Si no crees que puedas dibujar la forma general de un conejo u otro animal de peluche, encuentra una imagen o plantilla que puedas utilizar para contornear sobre la cartulina.

En lugar de fieltro para la parte trasera, puedes utilizar piel falsa, que será igual de suave.

Si no tienes relleno a mano, rellena tu conejo con retazos de otros materiales.

Advertencias

Si tu animal de peluche es para un bebé o infante al que no le puedes confiar con partes pequeñas, no añadas elementos pequeños que puedan quitarse y que el niño pueda poner en su boca como botones o bolas de peluche.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article