Cómo preparar pinturas naturales como los indígenas americanos

Escrito por Steven White ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Siglos atrás no habían tiendas de arte llenas de pinturas y brochas. En su lugar, los indígenas americanos utilizaban elementos que se hallan en la naturaleza para producir sus pinturas. Todo, desde las fresas hasta la tierra, tiene un color y éstos colores pueden ser extraídos si sabes cómo. Lo mejor de todo es que las pinturas naturales son seguras para los niños y durarán más al mismo tiempo que mantendrán su color de mejor manera que las pinturas artificiales.

Encuentra fuentes de color

Elige los colores que quieres y obtén las plantas necesarias. Para el violeta utiliza la piel de cebollas rojas, para el rojo obtén bayas, para el marrón utiliza té pekoe, para el negro utiliza nueces negras, para el verde obtén flores queen anne, para el azul utiliza arándanos y para el amarillo utiliza caléndulas.

Remoja las plantas por el tiempo requerido en agua. Las nueces deben ser sumergidas por un mes. Las flores y bayas por una noche, y las hojas y tallos por 3 o 4 días. El remojo ablanda las plantas causando la liberación de los pigmentos.

Vierte la planta y el agua en las que estaba en remojo en la olla y llévala a punto de hervor. Mientras más tiempo hiervas el agua, más profundo será el color. Prueba el color colocando un poco en una cuchara y virtiéndolo sobre una hoja para acuarelas.

Cuela la pintura terminada a través de una tela para queso dentro de un frasco de vidrio para remover la materia prima de la planta.

Sella tu frasco con una tapa y almacénalo en el refrigerador.

Advertencias

Advertencia: Las pinturas naturales tiñen la tela y la piel, así que utilízalas con cuidado.