¿Cómo hacer preguntas de reflexión?

Escrito por Noel Lawrence ; última actualización: February 01, 2018

Las preguntas funcionan como el principal medio para adquirir conocimiento. Algunas de ellas exigen pensar, como "¿Cuál es la capital de Dakota del Norte?". Por otro lado, preguntas como "¿Cuál es el sentido de la vida?" requieren un mayor nivel de reflexión. Algunas preguntas de reflexión se encuentran entre estos dos extremos. Existen respuestas para ellas, pero requieren que la pregunta se formule de manera apropiada. En muchas situaciones, el inquisidor puede necesitar hacer una pregunta para de reflexión rápida y claramente. Por ejemplo, un estudiante puede tener sólo una oportunidad para hacer una pregunta sobre la teoría de cuerdas a un profesor de física ocupado en una importante universidad de investigación.

Determina cuál es el propósito de tu pregunta. Pregúntate qué conocimiento esperas obtener a partir de la respuesta. Las preguntas pueden ser desglosadas en seis categorías: qué, por qué, cómo, quién, cuándo y dónde.

Determina si tu pregunta es una pregunta de reflexión. Por ejemplo, si ésta puede ser respondida a través de una investigación superficial en una web popular, la respuesta a la misma podría estar a sólo unas teclas de distancia. Si no es así, anota la pregunta.

Analiza el uso de palabras de tu pregunta. Formular exitosamente una pregunta de reflexión implica hacer una selección de adjetivos. Por ejemplo, el adjetivo "mejor" con frecuencia lleva a respuestas desorientadoras. Usa diferentes criterios para definir qué es "mejor". Determinar cuáles son los mejores hoteles en Miami puede implicar precio, lujo, cercanía con la playa o una combinación de todos estos aspectos. En ese caso, define un criterio y úsalo en tu pregunta.

Evalúa si tu pregunta automáticamente lleva a otra. Si es así, trata de combinar ambas en una sola. Sin embargo, no hagas una síntesis forzada si al hacerlo tu pregunta pierde su intención.

Determina cuáles son las razones por las que quieres hacer la pregunta. Las preguntas de reflexión pueden ser hechas por otros motivos además del deseo de obtener conocimiento. Por ejemplo, las preguntas pueden ser medios de expresar nuestras creencias. Otras preguntas de este tipo pueden ser hechas para "dispararlas" a quien responde. Un debate vigoroso entre colegas puede ser una situación aceptable, pero el segmento Q&A de una conferencia académica podría no serlo.

Haz tu pregunta de reflexión. Habla clara y articuladamente. Si te sientes intimidado, enviar un e-mail puede ser un método apropiado de hacer esta pregunta.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article