Cómo hacer un mosaico usando pedazos de espejo

Escrito por Ramona Volker ; última actualización: February 01, 2018
Los mosaicos son un arte hermoso y una gran forma de utilizar espejos y vajilla rota.

Crea hermosas piezas de arte con espejos rotos y vajilla inutilizable. Los mosaicos se pueden utilizar para decorar cualquier cosa, desde marcos de fotos y jarrones hasta tapas completas de mesa y los bordes de pasillos al aire libre. Utiliza piezas de espejos para agregar un elemento extra de glamour de reflexión y atracción a los mosaicos comunes. Tanto el interior como el exterior de tu hogar pueden beneficiarse con el arte de los mosaicos usando la reflexión de la luz para dar vida y espíritu a la decoración de tu hogar.

Colócate tus lentes de seguridad y la máscara. Envuelve completamente tu espejo viejo, o platos viejos, en algunas capas de un paño grueso o toalla. Utiliza el martillo para golpear el espejo, mientras está envuelto en el paño, rompiéndolo en pequeños pedazos. Continúa rompiendo el espejo con el martillo hasta que las piezas tengan un tamaño adecuado para tu diseño de mosaico.

Distribuye las piezas de espejo y platos en tu espacio de trabajo. Muévelas para arreglarlas en un diseño de mosaico que te haga feliz.

Coloca pegamento para artesanías en tu plano desechable. Sumerge las partes traseras de las piezas de espejo y mosaico en el pegamento para cubrirlas. Ponlas sobre la base de tu mosaico en donde desees. Sostén las piezas hasta que se posicionen bien. Puedes utilizar pinzas o alicates para sostener y colocarle el pegamento a las piezas pequeñas y afiladas si lo deseas. Deja que el diseño y el pegamento se sequen por completo.

Usa guantes de goma. Mezcla la lechada con base de cemento según las instrucciones del envase. La lechada premezclada puede comprarse en la mayoría de las tiendas de artesanías. Usa una esponja húmeda para dispersar la lechada sobre todo tu mosaico. Fuerza la lechada para que ingrese en los espacios entre las piezas del mosaico. Lo que quede sobre la cara frontal de mosaico podrá quitarse luego.

Deja que la lechada se seque durante un tiempo aproximado de 10 a 15 minutos. Utiliza la esponja o un cepillo de dientes viejo para quitar la lechada de las partes frontales del mosaico y las piezas de espejo. Si la lechada ya se ha secado, puedes sacarla con una hoja de lijar, pero las piezas de espejo se podrían rayar en el proceso. Se recomienda quitar el exceso antes de que se haya secado.

Coloca el mosaico terminado en un área fresca en donde pueda secar por completo. Si el mosaico se coloca en una zona caliente podría secarse muy rápidamente y partirse.

Consejos

Invita a tus amigos para hacer una fiesta de mosaicos. Si un invitado trae algunos platos viejos o espejos, todos se beneficiarán de la amplia variedad de colores y mosaicos disponibles para hacer creaciones de arte.

Advertencias

Cuando rompas piezas de espejo, se pueden generar piezas muy pequeñas y astillas. Ten cuidado: usa lentes protectores cuando lo rompas y realiza la actividad en una zona que puedas limpiar fácilmente. Desecha todas las piezas muy pequeñas con cuidado.

Sobre el autor

Based in Bangkok, Thailand, Ramona Volker has been freelance writing since 2008. She has contributed to print magazines such as "Dazzle Travel & Food," as well as numerous online publications. Volker graduated with academic honors from the University of Wisconsin-Madison in 2007 and holds a Bachelor of Science in fine art. She is also pursuing a Master of Fine Arts.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article