¿Cómo limpio un clarinete de madera?

Escrito por Sandra Petersen ; última actualización: February 01, 2018
Conoce cómo limpiar tu clarinete de madera.

Comprar un clarinete de madera, sin importar si es usado o nuevo, implica una inversión financiera inicial mayor a comprar un clarinete de materiales sintéticos. Para proteger esa inversión, el dueño de un clarinete debe limpiar cada vez su instrumento después de tocar.

Herramientas necesarias

Si el clarinete ha sido tocado regularmente desde que estaba nuevo, los materiales necesarios para la limpieza son una esponja de limpieza de clarinetes, un aceite de base orgánica, un varilla larga de aceitado o un cojín protector, un pedazo suave de una camiseta de algodón o de un pañal de tela y un trapo para pulir las teclas de metal del clarinete.

Limpiando el orificio

Limpia el interior del clarinete.

Después de tocar el instrumento, el clarinetista debe limpiar el orificio desde la campana al barril usando una esponja limpiadora para clarinetes. El extremo de tela de la esponja puede ser de algodón, lino, fieltro, microfibra o seda y debe estar adherida a una cuerda larga con un extremo pesado. El propósito principal de limpiar el interior del clarinete es eliminar la condensación que se produce al tocar. La humedad que permanece dentro del clarinete puede dañar las almohadillas, puede hacer que la madera se agriete o puede hacer que las notas salgan con un sonido gorgoteante. No todas las esponjas son efectivas para eliminar la condensación. Las esponjas de fieltro y las que no se mantienen limpias pueden dejar humedad dentro del clarinete.

Si el clarinetista detecta un sonido burbujeante al tocar, puede usar un pedazo doblado de papel de cigarrillo o papeles de limpieza de almohadillas para absorber la condensación acumulada entre el agujero tonal y la almohadilla de la tecla.

Aceitando el cuerpo

Aceita correctamente tu clarinete.

Después de limpiar el interior del clarinete de condensación, debes tratarlo con aceite. Stephen Howard, un restaurador profesional de instrumentos de viento, recomienda usar aceite de maní o de almendras dulces. Si no hay nada más disponible, usa un aceite especial para clarinetes. Aplica una pequeña cantidad del aceite en una esponja larga de algodón o en un cojín protector y pásalo por el interior del barril y la campana. Revisa si aplicaste demasiado aceite; si es así, usa un trapo para eliminar parte del aceite de la esponja o cojín. Si el clarinetista aplica demasiado aceite en el tubo superior o inferior, puede dañar las almohadillas o atascar los agujeros tonales.

Deja reposar el instrumento por una o dos horas para permitir que la madera absorba el aceite. Después, limpia cualquier exceso de aceite en el interior y exterior del clarinete usando un trapo. El aceite aplicado correctamente acondiciona y evita que la madera absorba humedad y se agriete. Aceita el clarinete una vez cada dos o tres meses.

Toques finales

Limpia el exterior de tu instrumento.

Usa un trapo suave para limpiar ligeramente el exterior de madera del clarinete. Pule las teclas con un trapo para pulir con el fin de eliminar las huellas digitales y los aceites y así evitar que el metal se manche.

Cuando no estés tocando el clarinete de madera, mantenlo en un estuche para clarinetes a un nivel de humedad del 40% al 50%. El nivel de humedad evita que la madera se seque y evitará el crecimiento de moho y hongos.

Sobre el autor

For almost four years, Sandra Petersen has written fiction stories and non-fiction articles for sites like FaithWriters, Associated Content, Helium, Textbroker, and Triond as well as Demand Studios. Petersen attended the University of Wisconsin-Superior and earned her Bachelor's degree in elementary education with a minor in music education.

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article