Cómo ilustrar un poema

Escrito por Brian Connolly ; última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Ilustrar poesía es una excelente manera de aprender acerca de los elementos literarios específicos como las imágenes, utilizados en la escritura creativa. Ilustrar poesía te permitirá crear una interpretación personal de la obra mediante la exploración de las diferentes capas de ritmo, carácter, cadencia, imágenes y otras técnicas poéticas. Debido a la gran variedad de poemas publicados, puedes escoger y elegir entre diferentes períodos y estilos de composición eligiendo el poema que refleje tu estilo artístico. Por ejemplo, si prefieres dibujar con imágenes abstractas o surrealistas, puedes preferir un poema de escritores como Robert Creeley o EE Cummings.

Lee y relee el poema hasta que te familiarices con el uso del ritmo y las imágenes. Observa las historias, personajes específicos o el diálogo que puede ser directamente expresado en la ilustración. Busca el principio, medio y final del poema y determina cómo ilustrarías mejor la conclusión del poema o el simbolismo sin palabras.

Dibuja un esquema de tu ilustración con un lápiz y papel o lienzo de dibujo. Incluye imágenes sólidas o temas centrales del poema dibujando un esbozo de tus ideas. Considera el uso de elementos narrativos y cómo se expresan los acontecimientos cronológicos de forma lineal en la página. Por ejemplo, si el poema describe un gato persiguiendo a un pájaro, puedes dibujar escenas distintas del gato en sí mismo, al ver el pájaro, y una escena independiente de la persecución.

Pinta o colorea las fotografías con acuarelas o lápices de colores. Reflexiona sobre los sentimientos o emociones específicas que el poema evoca para ayudarte a elegir los colores. Si el poema crea un estado de ánimo triste o melancólico, selecciona los colores fríos como el azul o lavanda para ayudarte a traducir esos sentimientos en tu ilustración.

Deja que tu lienzo o papel de dibujo se seque y vuelve a él más tarde. Relee el poema y observa si hay algún elemento que te gustaría cambiar o agregar. Continúa dibujando y coloreando tu ilustración hasta que estés seguro de tu capacidad para transferir la esencia del poema a una imagen.

Consejos

Una forma creativa de incorporar el ritmo en el dibujo es agregar elementos que reflejan la cadencia de cada línea. Por ejemplo, si el ritmo del poema parece acelerarse cuando el poeta escribe sobre un pájaro, puedes ilustrar esto poniendo un ave agitando sus alas rápidamente en tu imagen.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article