Hidratación adecuada para perros enfermos

Escrito por M.B. Lachlei ; última actualización: February 01, 2018
perro 2 image by Carlos-bcn from Fotolia.com

Tu perro está enfermo. Quizá esté vomitando o tenga diarrea. Sabes que debes mantenerlo hidratado, pero es muy difícil.

Es fácil que un perro se deshidrate. Lo único que hace falta es un poco de diarrea o vómito y tu perro perderá agua a una tasa alarmante. O quizás esté sobrecalentado o enfermo y no haya comido o bebido por un tiempo. A pesar de esto, es importante mantener a un perro enfermo hidratado.

Signos de deshidratación

Una manera simple para poner a prueba la deshidratación de tu perro es con la prueba en la cual observas como vuelve su piel suelta. Si bien no es infalible, te da un indicador relativo de la hidratación de tu perro. Si tiras suavemente la piel floja arriba del hombro de tu perro y luego la sueltas, debería volver a su lugar rápidamente. Si en cambio "se derrite" o lo que es peor, se mantiene, tu perro podría estar deshidratado, incluso severamente. La tasa de movimientos de la piel depende de la edad de tu perro y si tiene o no pliegues de piel suelta, por lo cual es una buena idea hacerlo cuando está sano para saber que es normal. Otra prueba que puedes intentar es sentir suavemente el interior de las encías de tu perro . Si están pegajosas y secas, está deshidratado. No debes tratarlo, sino buscar inmediatamente atención veterinaria.

Ofrécele líquidos

Un perro enfermo que no está vomitando puede que tome por su cuenta o que necesite un estímulo para hacerlo. Una manera de animarlo es ofrecerle caldo de pollo o carne. Si lo toma, no sólo incorpora agua, sino que también obtiene electrolitos necesarios a través de la sal en el caldo. Si no tienes caldo, intenta mezclar comida de perro enlatada con agua y ofrécelas como suspensión acuosa.

Dosificar electrolitos.

Si tu perro no toma por sí solo, el próximo paso es darle electrolitos oralmente usando una gran jeringa o incluso una jeringuilla para pavos, pero sólo si no está vomitando (si en cambio lo está, busca atención veterinaria). Adquiere solución pediátrica de electrolitos sin sabor (Pedialyte es una marca reconocida) y llena la jeringa o jeringuilla. No uses versiones saborizadas ya que pueden tener endulzantes artificiales tóxicos para los perros.

Desliza suavemente tu dedo índice entre las encías de tu perro y su labio inferior y forma un bolsillo pequeño para volcar solución de electrolitos. Relaja gentilmente el bolsillo e inclina la cabeza de tu perro para que trague. No introduzcas agua por la fuerza ni intentes hacerle inhalar el líquido accidentalmente ya que puede causarle neumonía. Repítelo las veces necesarias para ayudar a tu perro a hidratarse.

Referencias

  • "La guía para el completo idiota sobre salud y nutrición de los perros" , Margaret H. Bonham; 2003.
  • "El manual de veterinara casera para el dueño de un perro", James M. Giffin MD and Liisa D. Calson DVM; 2000.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article