Cómo explicarles el ciclo de la luna a los niños

Escrito por Kevin M. Jackson ; última actualización: February 01, 2018
La fuente de luz de la luna es el sol.

La luna atraviesa por muchas fases durante todo su ciclo. Cada fase nueva cuenta una historia acerca de la relación de la luna con el sol. Los maestros pueden integrar actividades prácticas para enseñarles estas fases a los alumnos e informales sobre el por qué y el cuándo del ciclo lunar. Luego de enseñarle algunos conceptos sencillos, el niño será capaz de explicar completamente por qué la luna luce distinta en el transcurso del mes.

Enséñales a los alumnos acerca de los actores principales en el ciclo de la luna, incluyendo la propia luna, la tierra y el sol. Explícales las cuatro fases del ciclo lunar: luna nueva, cuarto creciente, cuarto menguante y luna llena. Lista cada fase en la pizarra, retroproyector o Powerpoint, y dibuja una imagen que se corresponda con cada una de ellas o haz modelos de las fases con cartulina.

Explícales a los niños que tanto la tierra como la luna tienen órbitas. Ilustra cómo gira la tierra alrededor del sol una vez cada 365 días empleando un globo terráqueo y otro objeto grande y redondo. Enséñales a los alumnos que la tierra también sobre su eje inclinado cada 24 horas haciendo girar el globo en su eje. Muestra cómo, debido a la rotación de la tierra, existe el día y la noche. Explica cómo se mueve la luna alrededor de la tierra cada 28 días.

Explícales a los niños que la luna refleja la luz que proviene del sol. Debido a la rotación de la luna alrededor de la tierra y a que refleja la luz del sol, su ciclo muestra diferentes fases que reflejan la luz solar en el momento de su giro.

Cuelga las cuatro fases del ciclo de la luna del techo del salón de clases. Procura que cada fase muestre de forma clara la parte de la luna que es oscura y la parte que refleja la luz del sol. Haz que los alumnos se recuesten en el piso y miren al techo. Apaga las luces en el salón, toma una gran linterna brillante y alumbra las distintas fases de la luna como si ésta estuviera girando. Detente en cada fase, reitera su descripción y explica por qué se ve de determinada manera en cada punto en particular del ciclo lunar.

Dales a los alumnos cartulinas negras y blancas. Haz que corten círculos con ellas. Proporciónales un ejemplo de cada fase de la luna. Pídeles a los alumnos que hagan un modelo de cada una de las fases con la cartulina. Una vez que tengan hechos los modelos, diles que escriban los nombres de las fases lunares detrás de ellos. Los alumnos pueden aprender entre sí nombrando las distintas fases y usando los modelos.

Diles a los alumnos que escriban una historia acerca de las distintas fases de la luna. Le pueden atribuir cualidades humanas a la luna a medida que atraviesa las distintas fases. Por ejemplo, durante la fase de la luna nueva, la luna recibe muy poca luz del sol. Este es un momento oscuro en la vida de la luna, pero esta fase no dura mucho tiempo. Pronto la luna cambiará a la fase del cuarto creciente.

Diles a los alumnos que tomen un calendario de 30 días y dibujen la fase de la luna para cada día. Ellos deben observar la luna todas las noches. También le pueden tomar fotografías a la luna para documentar cada cambio en las fases. Al final del mes, deja que los alumnos comparen los dibujos y las fotografías de sus calendarios.

Sobre el autor

Based in Virginia, Kevin M. Jackson has been writing professionally since 2003. He is the author of the books "Life Lessons for My Sons" and "When GOD Speaks." Jackson holds a Bachelor of Science in biology from Savannah State University and a Master of Arts in urban education from Norfolk State University.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article